Tirando Guante: Ahora o nunca ‘Hendo’

Remontemonos al 11 de julio de 2009 en el popular UFC 100, dentro de la cartelera estelar había una pelea que despertaba el morbo de los aficionados a las artes...

Remontemonos al 11 de julio de 2009 en el popular UFC 100, dentro de la cartelera estelar había una pelea que despertaba el morbo de los aficionados a las artes marciales mixtas, los dos entrenadores del TUF 9 “United Kingdom vs United States” se enfrentaban.

Tras muchos dimes y diretes, el británico Michael Bisping se veía las caras ante la leyenda Dan Henderson. Bisping arribaba al compromiso con tres victorias en fila, mientras que el norteamericano llegaba con par de triunfos.

El desenlace de este combate nos regaló uno de los nocauts más impresionantes en la historia de la compañía. Congelado, con los brazos tiesos y la mirada perdida, Bisping era derrotado tras recibir dos impactos de los puños de “Hendo”.

La historia de ambos peleadores cambió tras este compromiso. Tuvieron altibajos, Henderson cambió de división en un par de ocasiones y estuvo cerca de conquistar el cinturón que tantas veces se le ha negado, el del UFC, aunque nunca lo logró. Por su parte el británico sumó 12 victorias por 5 descalabros y una racha de victorias desde 2015 lo llevaron al ansiado título de la categoría de los pesos medios.

Hoy con el fajín dorado en su cintura, Michael Bisping puede decir que cumplió su cometido, aunque siempre estará una espinita de cloroformo en su orgullo, aquella derrota que sufrió a manos de “Hendo” y que este sábado tendrá la oportunidad de vengar en el UFC 204.

A su vez, Dan Henderson se le presenta la oportunidad dorada nuevamente en el ocaso de su carrera, quizá (muy seguramente) será su última pelea por un título del UFC, sus 46 años ya le cobran factura y es que ha perdido 6 de sus últimos 9 compromisos.

No regresamos en el tiempo, son siete años los que pasaron desde que ambos peleadores hicieron historia en el octágono. Son 104 eventos más tarde cuando veremos a dos veteranos de la empresa luchando por ese cinturón que muchos anhelan y que pocos tienen la oportunidad de disputar.

 

EL SHOW DE MCGREGOR

Ya todos sabemos que el UFC 205 que se llevará en la ciudad de Nueva York será encabezado por Eddie Alvarez que defenderá su título ligero del UFC ante Conor McGregor, campeón de peso pluma. Si, a todos nos encanta este combate y esperamos mucho intercambio y agresividad, pero me uno al punto de vista de José Aldo.

Conocemos lo que representa mercadológicamente el irlandés para la empresa, pero esto no debe significar que dicte las órdenes sobre sus rivales y hasta en fechas y salarios. McGregor debe conocer su lugar dentro de la compañía, debe defender su cinturón de peso Gallo o despedirse de él, es imposible que un campeón indiscutido no defienda su fajín por andar de paseo en otras categorías, y más incomprensible aún que el UFC no se lo haya quitado.

José Aldo pidió su salida de la empresa, no quiere ser parte de este circo que se ha convertido el UFC bajo la sombra monetaria del irlandés. Hoy podría no pesarle a la empresa la salida del mejor peleador pluma que ha tenido en su historia, sin embargo, en un futuro cuando la llama de McGregor comience a extinguirse, deseará que los verdaderos peleadores sigan en competencia.

Por: Ángel Mario Martínez

 

Publicidad