Tirando Guante: Un asilo llamado Bellator

Amigo peleador, ¿tuviste una carrera prolífica o de mediano pelo, pero muy mediática, dentro del UFC? y ¿ahora no sabes donde subir a la jaula ya que tu edad es un...

Amigo peleador, ¿tuviste una carrera prolífica o de mediano pelo, pero muy mediática, dentro del UFC? y ¿ahora no sabes donde subir a la jaula ya que tu edad es un problema?, no te apures, llama a tu promotor de confianza, Scott Coker, y firma con Bellator.

Con bombo y platillo la compañía que es encabezada por Coker anunció el duelo que sostendrán Chael Sonnen y Tito Ortíz en Los Angeles para enero próximo, ambos ex estrellas del UFC que tras polémicas dejaron la empresa comandada por Dana White.

Sonnen, quien posee un récord de 29-14 y en su momento fue contendiente al título mediano del UFC, no ha tenido un combate desde el 2013 tras caer ante Rashad Evans y ser castigado dos años por la USADA al fallar en los controles antidopajes previo a su duelo ante Wanderlei Silva.

Por su parte “el chico malo de Huntington Beach” y ex campeón semicompleto del UFC, Tito Ortíz, cumplirá su cuarta pelea dentro de Bellator donde posee par de victorias y una derrota. Es para destacar que en esta compañía venció a Stephan Bonnar, también ex UFC y ganador de la primer temporada del reality The Ultimate Fighter.

Ortiz de 41 años y Sonnen de 39, continúan sus carreras sin el cobijo de Dana White, presidente del UFC, como lo han hecho otras ex estrellas que vieron como su fulgor se perdía con los años dentro del octágono.

En Bellator han encontrado un nicho, haciéndose valer por el nombre que lograron en el pasado para poder competir, de alguna forma, a los ahora impresionantes PPV del UFC.

Los nombres de Royce Gracie, Ken Shamrock, Stephan Bonnar, Phil Davis, Melvin Guillard, Rampage Jackson, Josh Koscheck, Matt Mitrione, Wanderlei Silva, y ahora quizá los no tan veteranos Benson Henderson y Rory McDonald, son algunos de los peleadores que han emigrado tras hacer carrera en el UFC.

Esta es una estrategia que utiliza Bellator aprovechando el cartel que tienen los peleadores más allá de lo que puedan ofrecer sobre la jaula, obviamente intentando competir de alguna manera al gigante de las artes marciales mixtas. Y es que a pesar de que en sus filas tiene a peleadores de mucho talento y ofrecen peleas de campeonato muy atractivas, quedan opacadas hasta con los Fight Night que ofrece Dana White y compañía y que son sin un título de por medio.  

Si estuviéramos hablando de la pelea entre Chael Sonnen y Tito Ortiz en 2010, o la revancha de Royce Gracie ante Ken Shamrock a finales de los 90 serían todo un éxito ya que se esperaría mucha acción sobre la lona. Sin embargo, hablar de estos combates en 2016 es hablar de peleadores que vieron pasar sus mejores años y ahora sólo venden “espejitos” para el ojo conocedor de las artes marciales mixtas.

No lo niego, no perderé dato de lo que suceda con Bellator en Los Angeles… obviamente será sólo por morbo.   

Por: Ángel Mario Martínez