Tigres cumplen y eliminan el grito de “Puto” en su estadio

El arquero del Querétaro, Tiago Volpi, colocó el balón en la línea del área chica, retrocedió unos pasos y en las gradas del Volcán Universitario de los Tigres de la...

El arquero del Querétaro, Tiago Volpi, colocó el balón en la línea del área chica, retrocedió unos pasos y en las gradas del Volcán Universitario de los Tigres de la UANL, los aficionados ya agitaban sus manos y hacían ruido. El portero brasileño acelera el paso y despeja la pelota, entonces los incomparables aficionados felinos sueltan un grito… no es “Puto”, si no “Tigres”.

Por primera vez en el futbol mexicano una campaña surte efecto en un estadio para erradicar el grito de “¡Ehh, puto!” por parte de los aficionados y es en parte por el compromiso social que asumió el equipo nicolaíta de restaurar una escuela en cada partido que el grito de “Tigres” superara al de “Puto” a través de la fundación Tigres por un Futuro Mejor.

 

El acto fue celebrado por la afición, mostrando que si existe una cura para este mal homofóbico que le ha traído millonarias multas a nuestro futbol ya que son al rededor de 2.5 millones de dólares lo que ha pagado la Federación Mexicana de Futbol por este concepto.

Roberto Martínez, uno de los personajes que promocionó y creó la propuesta a a afición reconoció para Mediotiempo el valor de elegir al equipo felino por la gran afición y compromiso con las causas sociales que tienen.

“Escogimos Tigres porque teníamos que escoger algo, queremos que este proyecto trascienda aficiones, no se trata de si soy tigre o rayado, de hecho este proyecto trata de polarizar a los aficionados al futbol”, declaró Martínez esperando que otros equipos se unan a la iniciativa.

Se desconoce si otros clubes preparen campañas similares, pero una vez más, un equipo regiomontano pone el ejemplo de compromiso con el equipo y su comunidad.