Tiger Woods conducía bajo los efectos de cinco medicamentos

La vida del ex número uno del golf a nivel mundial se ha convertido en un imán de polémica y malas decisiones. En mayo pasado, Tiger Woods fue arrestado bajo...

La vida del ex número uno del golf a nivel mundial se ha convertido en un imán de polémica y malas decisiones. En mayo pasado, Tiger Woods fue arrestado bajo la sospecha de conducir bajo los efectos del alcohol y drogas tras ser encontrado inconsciente sobre su auto en la Florida, sin embargo los exámenes toxicológicos mostraron que había consumido cinco fármacos diferentes.

Fue el 29 de mayo pasado cuanto Woods fue encontrado dormido en el volante de su Mercedes con el motor y las luces prendidas, por lo que fue detenido por las autoridades. De acuerdo con el informe proporcionado por el Sheriff del Condado de Palm Beach, Tiger consumió ese día Vicodin, Dilaudid, Xanax, Ambien y THC (un ingrediente activo de la marihuana y sustancia permitida en la Florida).

No se sabe si el golfista tenía receta médica para estos medicamentos.

Tras ser detenido, Tiger fue interrogado por la Policía, además de no pasar las pruebas de sobriedad al tropezarse y tambalearse según se mostró en las cámaras de seguridad ubicadas en la patrulla.

Tras conocerse los resultados toxicológicos de su detención, Woods emitió un comunicado. “Como ya había dicho, he estado recibiendo asistencia profesional para manejar la administración de mis medicinas. Recientemente, intenté por mi cuenta tratarme del dolor de espalda y de problemas de sueño que estaba sufriendo, entre ellos, insomnio, pero me di cuenta que era un error hacerlo sin la adecuada asistencia profesional… Estoy trabajando con mis doctores y ellos sienten que he progresado satisfactoriamente”, resalta.

Tiger Woods no consigue una victoria en la PGA desde agosto de 2013 y ha sido sometido a cuatro operaciones de espalda desde la primavera de 2014, la más reciente fue una cirugía de fusión. En junio pasado ingresó también a una clínica buscando aliviar esos problemas y aseguró terminó su tratamiento. Tiger no compite desde febrero de este año y no volverá a los greens hasta 2018.

 

Publicidad