Tiembla la cúpula del futbol brasileño por irregularidades

Los problemas en Brasil y su futbol continúan, ya que ahora se solicitó retirar de sus cargos a toda la cúpula de la Confederación Brasileña de Futbol por una serie...

Los problemas en Brasil y su futbol continúan, ya que ahora se solicitó retirar de sus cargos a toda la cúpula de la Confederación Brasileña de Futbol por una serie de irregularidades cometidas en su última asamblea celebrada en marzo pasado.

Según el fiscal a cargo, Rodrigo Terra, se violó la transparencia en la administración, ya que fueron tratados asuntos de temas electorales sin estar presentes los representantes de los clubes, pidiendo así la nulidad de las decisiones tomadas.  

De aceptarse la solicitud por la justicia brasileña, los cargos de Marco Polo del Nero, presidente de la CBF, y sus vicepresidentes los perderán de forma cautelar y la entidad sería intervenida judicialmente. 

 

“La acción está dirigida y fue entregada a la Justicia con dos pedidos principales: el primero es la anulación de esta asamblea, para que las deliberaciones que ocurrieron en ella dejen de tener validez”, aseguró Terra a la agencia EFE.

Uno de los puntos que crean mayor controversia es que pueden dejar de lado a los clubes durante las asambleas a la hora de tratar los temas electorales, además de que los requisitos en busca de la presidencia de la CBF serán mínimos: el apoyo de cinco clubes y ocho federaciones.

OTRO PROBLEMA

Si lo anterior no fuera suficiente, la fiscalía brasileña pidió también a las autoridades españolas llevar el proceso penal en contra de Ricardo Texeira, ex presidente de la CBF, quien tiene una orden de aprehensión internacional por los supuestos delitos de lavado de dinero y participación en una organización criminal emitida por la justicia española.

Según fuentes brasileñas, Texeira, junto al ex presidente del Barcelona Sandro Rosell, se valieron de la venta de los derechos televisivos de la Selección Brasileña a través de una empresa en Islas Caimán y otros paraísos fiscales para así apropiarse de 7.3 millones de dólares.

Publicidad