Link copiado al portapapeles
#Futbol

Los ‘aficionados’ y el terrorismo, las principales amenazas del Mundial


El tópico de hoy en todos los medios deportivos fue el tiempo que falta para que inicie la Copa del Mundo Rusia 2018. Bajar a las dos cifras en el conteo para el Mundial significa muchísimo, incluso la FIFA publicó un video en el que aparecen varios futbolistas y ex futbolistas dominando la pelota a manera de reloj hasta llegar al 90, justo cuando aparece Vladímir Putin y Gianni Infantino para en 10 dudosos pases llegar al centenar.

El Mundial está a la vuelta de la esquina y solo podemos pensar en que la pelota ruede; no nos ocupa otra cosa, pero debería. Y es que desde el año pasado han surgido una serie de amenazas que prometen boicotear la gran fiesta del futbol.

Lee más: PSG utilizará a los ultras para vencer al Real Madrid.

Lionel Messi fue el primer blanco de intimidación. En octubre de 2017 apareció un cartel con la cara del astro argentino ensangrentada detrás de unos barrotes. “Esperen por nosotros”, se leía. Pero esto solo fue el inicio.

En los recientes años hemos sido, lamentablemente, testigos de una serie de atentados que han alertado a los organizadores de la próxima justa mundialista. Teniendo como ejemplo el concierto de Ariana Grande en Manchester donde murieron 22 personas.

El futbol sin duda es uno de los espectáculos más exitosos cuando de atraer masas se trata y un Mundial de futbol es el escenario perfecto para que los grupos terroristas perpetren sus planes. Pero al parecer, según lo que hemos leído, ha existido una mayor preocupación por los hinchas, hooligans y ultras.

Ultras rusos Eurocopa 2016.

En ambos casos (terrorismo y vandalismo) se ha implementado el mismo método de control y seguridad: la Fan ID. Bueno, y la seguridad aérea que ha prometido el gobierno ruso, además de vigilar las fronteras con los países de Medio Oriente.

También el tema de las drogas revivió en los recientes días, cuando surgió una nota de un medio ruso que hablaba sobre la autorización para portar marihuana, heroína y cocaína adentro de los estadios. Claro que con recete médica de por medio.

La organización de un evento deportivo de esta magnitud que congrega tantos aficionados no es una cuestión sencilla y en este caso, el principal temor son los aficionados. En los recientes días se ha informado que en distintas competiciones del mundo los fanáticos de los clubes se han enfrentado antes y después de los partidos.

Las peleas han ido más allá de los golpes, en dos ocasiones, tanto en el Campeonato Paulista como en la Europa League ha habido muertos. Uno por cada batalla.

Pero las alarmas llegaron con la liberación de más de 200 ultras rusos que fueron capturados en la Eurocopa 2016. Recientemente la BBC publicó el documental Hooligan Army, en el que hinchas rusos aseveran que Rusia será “para unos será el festival del futbol, para otros de la violencia”.

Aunque después, Vladímir Markin, jefe del comité de Seguridad de la Unión de Fútbol de Rusia, declaró que solo se trataba de propaganda para denostar el próximo Mundial: “No hay otro objetivo que ese [desprestigiar]. Cuando no hay pruebas, cualquier medio es bueno. Y aprovechan cualquier cosa. BBC demostró una vez más su ‘objetividad’ al informar sobre Rusia”.

Sin duda los lados más radicales de un aficionado al futbol se encuentran en Europa, el viejo continente ha potenciado la violencia entorno a la pelota y el próximo Mundial tendrá en los aficionados a sus principales enemigos.

El día de hoy tuvimos, durante el partido de vuelta de los Octavos de Final de la Champions League entre el PSG y Real Madrid, el claro ejemplo que alentar desmedidamente y ver como enemigo al contrario resta más de lo que aporta.

Hoy, a 100 días del Mundial de Rusia 2018, esperamos que la pelota ruede de manera limpia y, sobre todo, que su camino no acarree sangre.

 

Link copiado al portapapeles

Otto Zuloaga

Veterinario frustrado; periodista por diversión y entusiasta del futbol argentino. @otto_zuloaga