Gerardo Martino y el día en que fue humillado por la Selección Mexicana

El Tata Martino sufrió su peor derrota como técnico cuando enfrentó a México en la Copa América 2007.
Ilustraciones Los Pleyers

El viernes pasado, Gerardo Martino debutó en el banquillo de la Selección Mexicana. Tras un primer tiempo con más dudas que certezas Hirving Lozano, Raúl Jiménez, Carlos Rodríguez y Rodolfo Pizarro se encargaron de esclarecer el camino.

El Tri venció 3-1 a su similar de Chile en el primer juego del argentino. Las sensaciones fueron positivas y este martes la acción vuelve, en esta ocasión contra un viejo conocido del Tata. Paraguay es el próximo rival en turno, ese que algún día hizo vivir al albiceleste la noche más triste de su carrera como estratega.

21 años como entrenador profesional y el Tata Martino nunca vivió una noche como la del 8 de julio del 2007. En ese entonces se disputaba la Copa América Venezuela, México avanzó como líder del grupo por encima de Brasil y Chile. en el sector C estaba Paraguay, que consiguió su pase a los Cuartos de Final en segundo sitio.

La llave puso a ambos conjuntos enfrente y en ese día el Tri de Hugo Sánchez le pasó por encima a los guaraníes. La fiesta la empezó Nery Castillo desde la pena máxima. El mexicano cobró excelso y el jugada del penal resultó expulsado Aldo Bobadilla.

El combinado del Tata Martino se quedó con un jugador menos y a partir de ahí todo se le vino a abajo. El segundo tanto fue obra de Gerardo Torrado al 27′ con un potente disparo dentro del área. Antes de ir al descanso, Juan Carlos Cacho le puso en bandeja de plata su doblete a Nery Castillo.

El 3-0 era lapidario y parecía que todo iba a quedar ahí. Muchos pensaban que el Tri se iba a relajar con la ventaja numérica y en el electrónico, pero no fue así. En el complemento, Fernando Arce tiró desde fuera del área y sorprendió al arquero, Joel Fernando Zayas. Dos minutos después, Cuauhtémoc Blanco marcó el quinto tanto de la tarde por la vía del manchón. La catástrofe paraguaya culminó en el tiempo agregado con una anotación de Omar Bravo.

Esa goleada significa hasta la fecha la peor derrota del Tata Martino como director técnico. El argentino dirigió a Almirante Brown, un club de la Primera B Argentina, en 1998. De ahí pasó al Platense, luego llegó a Córdoba en el 2000. Su primera experiencia fuera del país fue con Libertad en 2002. Posteriormente Cerro Porteño y Colón terminaron por curtirlo antes de su primera oportunidad en selección. Con Paraguay estuvo de 2006 a 2011. Tras su cese decidió ir a Newell’s Old Boys y de ahí arribó al Barcelona y luego al combinado albiceleste. Su último club fue el Atlanta United, donde salió campeón.

Una gran trayectoria que desgraciadamente tiene esa manchita provocada por la selección que precisamente hoy comanda Gerardo.

 

 

Publicidad