Parece que los altos mandos de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) ya están cansados de tantos altibajos y caídas de la Selección, por lo que estas serían las razones por las que serán más exigentes con el futuro director técnico del combinado.

A falta de que se haga oficial por parte de la FMF, Gerardo “Tata” Martino es quien ocuparía este cargo, pero el argentino todavía ni siquiera llega al banquillo nacional y ya lo están limitando.

Esta es la primera condición de Gerardo Martino con el Tri

Parte de su contrato señalaría el objetivo principal del Tata: encaminar al Tri para que llegue de la mejor manera a la Copa del Mundo Qatar 2022, proceso que comenzará este 2019 con la Copa Oro. El compromiso del entrenador con su trabajo es tan grande que habría pedido a la FMF poder dirigir a la Sub-23, equipo que participará en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, puesto que estos jóvenes serán los que se integren a la Selección Mayor cuando terminen su participación en esa categoría, y si no se podía, que al menos alguien allegado a él se encargue de ellos.

Según el sitio web de Mediotiempo, los directivos le negaron la solicitud ya que lo quieren con toda su atención con los mayores, sin embargo, le propusieron seguir de cerca el proceso de los chicos.

Esta semana el director general de selecciones nacionales, Guillermo Cantú, habló sobre los combinados menores, resaltando que el trabajo con ellos va bien y ya analizan quien llegará a la Sub-23, puesto que el resto de los equipos ya tienen cuerpo técnico.

“Con la Olímpica es un proceso que comenzará a partir de enero y creemos que para la Sub-23 hay que traer un nuevo cuerpo técnico, estamos viendo esa posibilidad y que se tome la decisión. Porque tenemos ya técnicos para las otras categorías”, dijo Cantú en conferencia de prensa.

A los entrenadores jóvenes les gusta jugar agresivo

Diversos medios nacionales apuntan a que Jaime Lozano será el que llegue a este banquillo. Se menciona que está en pláticas finales con la Federación para afinar detalles sobre su arribo, e incluso se le ha visto en diversas competencias internacionales y en varias ocasiones en el Centro de Alto Rendimiento para ya estudiar a futbolistas.

La última vez Lozano dirigió un equipo fue en el 2017, cuando se hizo cargo del Querétaro; y este año se le ha vinculado con Pumas y América.