Día de cambios en la NFL: primero fueron los tiempos extra y su duración; ahora la liga de futbol americano dio un aviso acerca de la sede del Super Bowl LV, la cual ha sido cambiada, todo por un problema de retrasos en la construcción.

Para el Super Tazón LV se tenía estipulado que el nuevo estadio de los Rams y Chargers era el que abriría sus puertas para el gran juego. Sin embargo, los propietarios decidieron cambiar el inmueble que será sede, por lo que ahora la casa de los Tampa Bay Buccaneers (Raymond James Stadium) hará los honores en 2021.

Para buena suerte de los aficionados de Los Angeles, la espera por tener un Super Bowl en casa solo se retrasará un año, ya que en 2022 (si todo sale bien) tendrán la oportunidad de albergar el SB LVI.