‘Space Jam’ mantiene viva la leyenda de Michael Jordan

'Space Jam' llegó como el evangelio que contaba parte de la vida de Michael Jordan

Las mejores mentes de mi generación se acercaron al basquetbol y conocieron a Michael Jordan gracias a una pésima y a la vez grandiosa película: Space Jam.

Un largometraje que mezclaba la realidad con los dibujos animados nos trajo, a los nacidos en los noventa, la figura de uno de los deportistas más grandes de la historia. El basquetbol necesitaba explicar la partida de su más grande figura para incursionar en el beisbol, un deporte totalmente distinto.

Tras la muerte de su padre, James R. Jordan, Sr., en 1993, Michael decidió cumplir el sueño de su progenitor y probar suerte en el deporte que siempre le apasionó a su viejo: beisbol. La decisión cimbró el mundo de la NBA, el basquetbolista más taquillero estaba dejando el “terruño”.

Su paso por las Ligas Menores, fue vergonzoso, ni siquiera logró aspirar a llegar a la MLB. Por supuesto que en su paso por El Rey de los Deportes lo apapacharon, no se podía tratar de otra manera a su Airosa Majestad.

Dos años bastaron para hacer entrar en razón a Michael y en 1995 anunció su regreso a las duelas. Oportunidad que Warner Bros. no desaprovechó y comenzó a maquilar la que sería una de las películas —que tienen como tema central al deporte— más taquilleras de la historia. La precuela de esta historia proviene de un comercial de Nike que unió a Bugs Bunny con Michael Jordan en 1992.

El daño había encontrado el camino para resarcirse. Una película era la mejor idea para explicar o disfrazar, cualquiera de las dos funciona, la peor decisión que Jordan tomó en su carrera: alejarse del deporte ráfaga. Los Birmingham Barons, filial de los Chicago White Sox, fueron el equipo que acogió a Michael durante su corta aventura.

Space Jam apareció en 1996 y fue considerada una de las más innovadoras de la década, gracias al experimento que mezclaba la realidad con los dibujos animados. La película no tenía error y es que no podía haber fracaso en la mezcla de dos de los personajes más representativos del siglo pasado.

La historia todos debemos conocerla. El Sr. Swackhammer, dueño de Montaña Tontolandia, decide que su parque de diversiones ya no es lo suficientemente atractivo y necesita un revulsivo. Los Looney Tunes eran el aderezo perfecto para saciar las crueles necesidades de Swackhammer.

Jordan se ve involucrado en el camino y tiene que ayudar a Bugs y a sus amigos para que no sean prisioneros y como si la presencia de todas esas luminarias no bastara, aparece Bill Murray para poner la cereza en el pastel ¿a alguien le cae mal Bill? No lo creo, es como el aguacate, la pizza, el queso, el futbol. Todos lo amamos.

Además, las ex estrellas de la NBA, Charles BarkleyPatrick EwingMuggsy BoguesLarry Johnson y Shawn Bradley aparecen en el largometraje para dotar involuntariamente de poderes a los Monstars.

Hablaré por mí y por todos los que nacimos en 1990. Space Jam llegó como el evangelio que contaba la vida de Michael. De no aparecer, menos balones se hubieran botado en este planeta.

Si hiciéramos caso a los puristas y cinéfilos que rondan por todos lados, Space Jam hubiera sido la peor película de toda la historia. Pero, ante el deporte y las caricaturas hay poco que hacer. Es un éxito infalible.

Pero la historia ficticia de Jordan en la pantalla grande también dio a conocer una parte importante de la vida del astro del basquetbol. Muchas veces hemos hablado sobre la vigencia de Jordan. Si los nacidos en los noventa apenas y lo conocimos, los que vieron la luz en los dos mil probablemente no sepan de quién se trata.

Durante años se ha hablado de la secuela de la película que sería protagonizada por LeBron James, pero según los productores ha sido complicado cuadrar los tiempos de los protagonistas. El hecho de que sean deportistas complica las grabaciones y la película recién cumplió 20 años, por lo que una segunda parte parece todavía muy lejana.

Este sábado 17 de febrero, Jordan cumplirá 55 años. El deportista que marcó un antes y un después en varios rubros deportivos se ha callado por mucho tiempo.

El hecho que haya protagonizado una película lo mantiene en el imaginario, pero la leyenda podría morir para las próximas generaciones. Sobra decir que la página oficial de la película no ha sido actualizada desde 1996. Sal corriendo de esta nota y búscala en Google.

Publicidad