Los cuerpos trabajados y esculpidos son una obligación para los luchadores de la WWE, por lo que las sospechas de uso de sustancias prohibidas siempre los han orbitado. Los que ahora están bajo la lupa son Triple H, Jinder Mahal y Neville gracias a las declaraciones de un ex trabajador de la empresa de lucha libre norteamericana.

Dave Palumbo, exnuticionista de Triple H y quien ahora es vicepresidente de operaciones de la WWE, declaró en una entrevista a Deadspin que los luchadores no tienen permitido el uso de esteroides por parte de la compañía, sin embargo hay quienes gozan de alguna licencia.

“Tienen permitido tomar hormonas, es decir, testosterona. Pero solo un poco, como para que sobrepase los límites en los exámenes antidoping”, declaró Palumbo.

Aunque aseguró que las drogas prohibidas no se usan en la compañía, su revelación de las “licencias” que se dan a algunos luchadores con testosterona hace que se sospeche del rendimiento de los atletas sobre el cuadrilátero. “No pueden usarlo (esteroides). Estoy seguro que les encantaría, pero está prohibido. Es por eso que usan suplementos y se enfocan en hacer ejercicios”.

Aunque no mencionó a ningún luchador en particular, se conoce que Palumbo trabajó directamente con Triple H durante su carrera en la empresa.

En una entrevista que dio Triple H en 2002, condenó el uso de los esteroides en el deporte, aunque aceptó que su uso es benéfico en muchas situaciones. “No tengo problema con las personas que toman esteroides. Es una gran medicina para las personas que lo necesitan y tiene un lugar en el mundo como cualquier otro medicamento. Si un doctor piensa que que lo necesitas para mejorar tu salud y tu vida, eso es bueno”.