Exjugador del América pedirá trabajo en México

Independiente de Avellaneda cortará a varios jugadores y entre ellos está incluido Silvio Romero
Silvio Romero celebra un gol con Darwin Quintero | Fuente: Getty

La crisis económica que azota al mundo alcanzó a las grandes empresas. Por todos es bien sabido que quienes cuentan con un equipo de futbol profesional tienen detrás una fortuna invaluable. Pues ni ellos, la clase privilegiada como muchos les llaman, se salvaron de esto.

Las pérdidas serán millonarias por la pandemia del COVID-19 y eso ha obligado a varios clubes a tener que tomar medidas drásticas. Desde antes de la contingencia, Independiente de Avellaneda estaba sumergido en una deuda que solo podía sanarse si se desprendía de sus mejores futbolistas.

Obviamente, primero hicieron de todo para tratar de mantener al grupo, pero en cuanto se percataron que eso iba a ser imposible y catastrófico, decidieron cortar por lo sano.

Varios jugadores del club argentino saldrán para generar ingresos y a partir de ahí vendrá la reconstrucción de la plantilla. Y uno de los nombres involucrados entre posibles salidas es el de Silvio Romero, exdelantero de Las Águilas del América que llegó a Independiente para recuperar su mejor nivel y lo logró.

En la última temporada se consolidó como uno de los máximos goleadores de la liga de Argentina, pero ni así conservará su empleo.

De acuerdo con información de varios medios de Argentina, la banda del rojo quiere encontrarle acomodo a Silvio Romero lo más pronto posible, pues saben que se trata de uno de sus mejores jugadores. La opción más latente es volver a México, donde brilló en la Liga MX.

De hecho, el artillero de 31 años quiere regresar a nuestro país porque su esposa tiene un negocio en la CDMX.

Hasta el momento no hay ofertas formales por el Chino Romero, sobre todo porque los argentinos se distinguen por elevar los precios de sus atletas. Esa podría ser una condicionante importante que impediría el retorno del jugador sudamericano.

Y por si te lo perdiste:

Fuente