¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El luchador Shocker es internado por un problema de adicciones

El luchador Shocker podría estar viviendo un mal momento tras una supuesta recaída a las drogas.
Shocker ha conquistado las arenas más importantes de México. (Foto: Cortesía)

Uno de los luchadores mexicanos más reconocidos desde finales de los años 90 y en el nuevo milenio es, sin duda alguna, Shocker. El 1000 % Guapo se ha encargado de hacer una carrera destacada en los cuadriláteros del país y en diferentes empresas. Sin embargo, su nombre también ha estado vinculado en diferentes escándalos y, de nueva cuenta, es por este rubro que el gladiador vuelve a sonar con fuerza.

Te recomendamos: Intocable incursiona en la lucha libre extrema [Video].

Si bien el nombre de Shocker no figura de manera importante de forma constante en los últimos años, lo cierto es que el luchador sabe ingeniárselas para aparecer cuando el público más lo pide, realizando espectáculo, lo que siempre lo ha caracterizado. Por desgracia para el luchador, esta vez no es así y todos preguntan por él debido a su estado de salud, pues ha salido a la luz que se encuentra internado por un problema de adicciones.

De acuerdo al periódico ¡Pásala!, desde hace algunas semanas, Shocker se encuentra internado en una de las llamadas “granjas” para tratar de superar una supuesta recaída a las drogas. Dicho establecimiento se encontraría localizada en Zumpango, Estado de México.

Según el mismo medio mencionado, el tratamiento que estaría recibiendo Shocker durará seis meses, por lo que a finales de año estaría ‘limpio’ de nueva cuenta.

Los escándalos alrededor del 1000 % Guapo no son nuevos y sobre la adicción a las drogas tampoco. Según la fuente citada, en el año 2017 el luchador cayó hasta lo más bajo después de protagonizar un escándalo en un hotel de la CDMX.

A partir de ese momento, Shocker trató de salir adelante regresando al CMLL, lanzando su canal de YouTube y abriendo un restaurante para conseguir dinero, el cual le ayudaría a pagar una operación; sin embargo, ningún esfuerzo parece que haya valido la pena y ahora tiene que luchar contra las adicciones mientras está internado.

En estos momentos parece imposible que el gladiador pueda hacer un comentario sobre esta situación, aunque no debería causar extrañeza si en los próximos días se aclara todo el tema.

Al parecer, esta será una historia con varios capítulos más.

Y hablando del pancracio mexicano: