Shinobu Kandori y las peleas como un espectáculo

Shinobu Kandori está a punto de salir del retiro tras 16 años de no pisar un ring. Su oponente será una joven peleadora en la cúspide de su carrera. ¿Es esta una lucha justa?

Shinobu Kandori es una ex luchadora japonesa, famosa por sus proezas en la mayoría de las promotoras niponas de lucha libre y por conseguir el Campeonato de Peso Pesado de la World Wide Wrestling Alliance (WWWA) en 1998, cuando tenía 34 años. Ahora, con 54, es una política influyente y miembro del Partido Liberal Democrático. Sus logros harían pensar a cualquiera que los rings están totalmente descartados dentro de sus opciones, sin embargo, esta idea está muy alejada de la realidad.

El viernes 25 de noviembre, la Rizin Fighting Federation anunció una nueva adición a su espectáculo de Año Nuevo en Saitama: Gabi García, la tres veces campeona de jiu jitsu brasileño, se enfrentará contra Kandori, la ídolo del cuadrilátero. García tiene 31 años, mide seis pies, pesa 205 libras y no hace más de un año ganó su último título. Kandori, en cambio, mide cinco pies, pesa 165 libras y la última vez que compitió fue hace más de 16 años. ¿Dónde quedó el juego justo?

La promotora japonesa explicó que desea poner los reflectores en los héroes locales del ayer y por eso decidió que Shinobu regresara a los pierrotazos. Antes de ingresar a la política, hace casi una década, Kandori era una de las luchadoras más renombradas en el mundo y su pelea de 1993 contra Akira Hokuto se convirtió en legendaria: Shinobu llevó a su contrincante fuera del ring y entre los muchos movimientos que le aplicó, le hizo un martinete que perforó la mesa de los jueces.

Si se les compara por historia, Gabi García luce bastante diminuta: es famosa por sus medallas en la IBJJF y posee una marca de 3-0 desde su debut con Rizin en diciembre de 2015. Ese trío de victorias incluyen las derrotas de  Seini Draughn, Anna Maluyakova y Destaine Yarbrough; una hazaña que quizá no parezca tan grande pues las divisiones femeninas de MMA fuera del peso pluma suelen tener muy pocas representantes. De hecho, el periodista Jeff Harder explicó en un artículo de Vice, de forma sarcástica, que probablemente la única razón por la que Gabi peleará contra Shinobu es porque no tiene contra quien más luchar.

La promotora Rizin es famosa por sus peleas poco ortodoxas y busca siempre el morbo de la gente antes que la calidad deportiva. Sin embargo, esta idea ha alcanzado nuevos niveles de “depravación”, o al menos así lo explica Harder, quien invita a Gabi a luchar contra un hombre, pues sólo así “sería una pelea más justa”.

Ambas contendientes son adultas y han aceptados el desafío por lo que la responsabilidad de sus actos recae únicamente en sus propias decisiones. Solo esperemos que la batalla sea corta y García termine a Shinobu con un golpe sencillo y sin traumatismos de por medio, pues nadie quiere ver como una atleta en la cúspide de su carrera golpea a muerte a una mujer mayor que lleva casi 20 años fuera de la acción. Muchos pediríamos que se nos cancelara la suscripción a Rizin, ¿pero quién nos cancelaría la suscripción a la raza humana?

Por Axel Salas.

Publicidad