Si hay un aspecto en el que la brecha salarial entre hombres y mujeres es muy grande, ese es el deportivo, pues no es ninguna sorpresa leer o saber que la rama varonil se lleva más dinero a sus cuentas de bancos y para muestra una sola deportista: Serena Williams.

De acuerdo al listado de Forbes de 2017, en el cual da a conocer a los 100 deportistas más ricos del mundo, la única mujer que pertenece a este selecto grupo es la tenista estadounidense, específicamente en el lugar 51. Ni una mujer más la acompañaba; sin embargo, varios compañeros de profesión sí, como Roger Federer, Novak Djokovic, Rafael Nadal, Andy Murray y Kei Nishikori.

Lee más: Serena Williams y Roger Federer reconocidos como los mejores deportistas del 2017

De acuerdo a la prestigiosa revista, Williams ganó un total de 27 millones de dólares en el último año, donde cayó 11 puestos en el mencionado ranking, en comparación al 2016, después de darse de baja al inicio de la temporada por maternidad.

Si vemos los récords, Williams ostenta un total de 23 Grand Slams (solo a uno del récord de Margaret Court), tres más en comparación a Federer, el máximo ganador masculino; sin embargo, en 2017 la diferencia entre el suizo y la estadounidense fue de 37 millones de dólares y 47 lugares. Una desigualdad abismal en un mismo deporte.

Serena Williams Australian Open 2017 Ganadora

Serena Williams celebrando su título en Australian Open 2017

Para hacer esta lista se consideran las ganancias deportivas y las comerciales, por lo que no es extraño que Cristiano Ronaldo haya liderado dicho Top 100 y hace reflexionar: si Serena Williams, que practica uno de los deportes que más entrega dinero en premios y estuvo alejada de las canchas por un año, ‘apenas’ pudo llegar a la mitad de la tabla, ¿qué lugar ocuparán futbolistas, gimnastas, boxeadoras o cualquier otra deportista?

Tras su embarazo y complicaciones médicas, Serena regresará a las canchas de manera oficial justo este ocho de marzo, cuando se enfrenté Zarina Dias en el inicio del torneo en Indian Wells, hecho que la propia Williams ha descrito como un “día especial”, no solo por su vuelta a las pistas, también por el Día Internacional de la Mujer.

¿Será el inicio para subir puestos en la lista de Forbes en 2018? Ya veremos