Jugadores de México no podrán votar para elegir presidente

Los jugadores de la Selección Mexicana no podrán ejercer su derecho de voto para elegir al presidente de México.
(Imagen: Getty Images)

Este 2018 no es un año cualquiera para México, pues habrá dos eventos muy importantes al mismo tiempo y que son de interés general. Uno es el Mundial de Rusia 2018 y otro son las elecciones presidenciales. En una situación normal, estos dos hechos no deben afectar a la gente que está pendiente de ambos sucesos, pero para los futbolistas mexicanos no será así.

De acuerdo a ESPN, ninguno de los jugadores aztecas, ni de la delegación mexicana que esté en Rusia, podrá emitir su voto para elegir al próximo mandatario de México. “Ningún mexicano que se encuentre por acá podrá votar, sin excepción”, informó una persona al interior de la Selección Mexicana, según la misma cadena televisiva, pese a que se abogó para que se pudiera dar el sufragio.

Este hecho no solo afecta a la Selección Mexicana en general, pues también limita a los cerca de 40 mil aficionados aztecas que están en tierras mundialistas, pues entre los requisitos que se piden es tener dos años de residencia en el país, algo que evidentemente no cumplen, a excepción de unos cuantos.

En caso de acceder a los octavos de final, México jugaría su partido correspondiente el día lunes 2 de julio o el martes 3, por lo que su victoria o derrota sin duda influirá en un estado anímico que seguramente estará enrarecido después de las elecciones, a realizarse el domingo primero.

La Selección Mexicana se juega su pase a las rondas de K.O. ante Suecia, en un partido que le basta con sumar un punto para asegurar ser el primero del Grupo F. En caso de perder, pese a tener seis puntos producto de dos victorias, el Tri podría quedar eliminado, por lo que deberá sacar la calculadora para sumar diferencia de goles y si es necesario hasta tarjetas rojas y amarillas.

Esperemos que la Selección Mexicana no llegue a las últimas consecuencias y que pase a la siguiente ronda de manera tranquila, aunque por lo visto en los partidos decisivos en otros grupos, no luce tan sencillo.

 

Publicidad