Cada vez está más cerca la final de la Copa Oro 2019, por lo que los equipos que estarán disputando el último partido ya piensan en el premio económico que está da por ser campeón. Sin embargo, hay unos como la Selección Mexicana que no está nada contentos con la cantidad que se reparte, pues con eso no podrán ni pagar los premios prometidos a los jugadores.

Te recomendamos: ¡La otra cara! Tata Martino se aprovechó de jugador del América.

El premio que otorga la Concacaf al campeón de la Copa Oro es una fortuna para equipos pequeños de la zona que están en pleno desarrollo, pero resulta una verdadera burla para la Federación Mexicana de Futbol (FMF), quien es la más poderosa y la que deja mayor ganancia a la Confederación, pero no recibe lo mismo que genera por su participación en el torneo.

El Tata Martino pidió ayuda ‘del más allá’ para que México ganara

El campeón de la Copa Oro recibe como premio un millón de dólares, cantidad que resulta suculenta para las selecciones pequeñas, pero para México no lo es. Anteriormente, ser el campeón de la región te daba la oportunidad de jugar la Copa Confederaciones, pero la FIFA ya no organizará más el torneo, por lo que solo existe un premio económico para el ganador de la competencia que se realiza en Estados Unidos.

El problema para la FMF, es que antes de comenzar el torneo prometió un premio económico a los jugadores de la Selección Mexicana, el cual es mayor al premio que otorgará la Copa Oro. Por lo que tendrá que poner de su bolsa para poder cumplir con el pago a los convocados, pues la Concacaf no soltará más dinero.

En cada partido que el Tricolor ha disputado en la Copa Oro 2019, ha generado por lo menos 25 millones de dólares que se van directo a los bolsillos de la Confederación, cantidad que no se compara con el premio que recibe el campeón del torneo.

No es el único gasto que tendrá la FMF, pues hace una semana decidieron rentar un avión para transportar a la Selección Mexicana, pues estaban hartos de la pésima logística, atrasos en vuelos y hoteles en mal estado.

Así la cosas en la Copa Oro 2019.