En estos momentos la Selección Mexicana participa en la Copa Oro, justo en esta etapa el entrenador Gerardo Martino hizo berrinche ante los directivos de la Federación Mexicana de Futbol (FMF). El tema es que el Tata quiere que el equipo Tricolor ya no juegue partidos en Estados Unidos, pero le informaron que es imposible porque tienen que cumplir con temas comerciales.

Te recomendamos: El Tata Martino se hace respetar y los memes ya lo ven más ídolo que Hugo Sánchez.

Después que todos los partidos como entrenador de la Selección Mexicana se han realizado en Estados Unidos, el Tata Martino se ha percatado de que deben jugar en otro lugar fuera de territorio americano, pues la idea es medirse contra equipos de mayor calidad. El argentino ha insistido con este tema a la FMF, pero se molestó por la negativa de los directivos.

¿Quién es Uriel Antuna, la nueva estrella de la Selección Mexicana?

El tema es que desde del año 2002, la FMF tiene un contrato firmado con la empresa Soccer United Marketing (SUM), donde se estipula que México debe jugar por lo menos seis partidos en Estados Unidos. El acuerdo se termina en 2022, pero SUM tiene la posibilidad de renovarlo, por lo que lo más seguro es que este tipo de compromisos continúen.

Según información del periodista deportivo David Medrano, el documento dicta que los partidos del equipo Tricolor toman en cuenta eliminatorias mundialistas, Copa de Oro y ahora la Copa de las Naciones. Por lo que resulta complicado que se encuentre un espacio en Fecha FIFA para que el equipo de Gerardo Martino pueda jugar en otro lugar que no sea Estados Unidos.

Portero de Cuba improvisó uniforme contra México

Al enterarse de todo esto, el Tata Martino se molestó por el tipo de compromisos que hacen los directivos de la FMF para poder seguir llenando de dinero sus arcas. El director técnico no puede hacer nada y tendrá que acostumbrarse con este tipo de partidos que solo benefician los acuerdos comerciales del futbol mexicano.

SUM es una empresa que se hace cargo de los juegos de preparación del equipo mexicano en Estados Unidos. Su trabajo es organizar, que va desde buscar el rival, el estadio, la logística de ambos partidos, seguridad y finalmente hacer los pagos. Regularmente son equipos de nivel medio los que logra conseguir como rivales de la Selección Mexicana.