Estados Unidos podría robarle joven promesa a la Selección Mexicana

Efraín Álvarez es un jugador que participa con México, pero Estados Unidos podría convencerlo para cambiar su decisión.
(Imagen: Instagram)

La lucha por tener a los mejores jugadores no es exclusiva de los equipos, ya que también trasciende a los conjuntos nacionales y, por cuestión geográfica, México y Estados Unidos se disputan a muchos talentos de manera constante. El último nombre que ha sonado con fuerza en esta ‘pelea’ es el de Efraín Álvarez de 16 años.

La historia de Álvarez es como la de muchos mexico-americanos más. Nació en EEUU pero es de padres mexicanos, por lo que tiene la posibilidad de elegir donde jugar, aunque en estos momentos la decisión no está tomada al 100 por ciento.

Jugador del Galaxy, Álvarez fue entrevistado por los medios de la MLS, en los cuales aseguró que “no estoy cerrando la puerta a nadie. Aún podría jugar para Estados Unidos o podría seguir jugando para México. Pero ahora estoy con México y ese es mi enfoque”, mencionó Efraín.

Curiosamente, el mediocampista tuvo su primer llamado a equipos nacionales con la selección de las Barras y las Estrellas, pero después de participar con el combinado, decidió cambiar a la Selección de México. “Algo pasó con los Estados Unidos y luego México llamó a mi puerta, lo intenté y me gustó”, se limitó a resumir Álvarez por su cambio al conjunto azteca. Sin embargo, su entrenador en el Galaxy sí ahondó en el tema y dejó entrever que quizá “hubo una decisión colectiva del equipo. Desafortunadamente, cuando lo echaron, México vino a llamar a la puerta y ha estado ahí desde entonces”.

Álvarez ha sido partícipe de manera continua con el Tri Sub-17; sin embargo, al todavía no haber jugado con la selección mayor puede volver a enfundarse en la casaca de Estados Unidos, algo a lo que no le ha cerrado la puerta definitivamente.

El último caso revelado en esta disputa por jóvenes entre ambas naciones se dio con Jonathan González, jugador del Monterrey que en su momento fue parte de EEUU, pero que en el mes de marzo se confirmó su decisión por participar con el Tri.

Estos casos seguro no serán los únicos que haya en los próximos años, pues la disputa por tener mejor equipo que el rival de zona es constante.

Publicidad