¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Televisoras, jugadores o patrocinios, ¿a quién beneficia realmente la Copa Oro?

La Copa Oro podrá tener un bajo nivel futbolístico, pero en cuestión de dinero y beneficios financieros resulta ser un gran negocio.
Redacción Los Pleyers
Ilustraciones Los Pleyers

La Copa Confederaciones era la gran razón deportiva para que la Copa Oro tuviera sentido. Con su eliminación, emitida por la FIFA, no hay mucho en juego, más que una cantidad de dinero para los primeros lugares.

La edición del 2019 está por arrancar y con la negativa de varios mexicanos para ser parte del Tri que buscará obtener el título, sale a la luz una interesante pregunta, ¿quiénes son realmente los beneficiados por la realización de este torneo? La respuesta parece fácil de responder, pero es mucho más compleja.

Si bien Mexico y Estados Unidos tienen la ventaja de dar a conocer a sus jugadores gracias sus respectivas ligas, combinados como Jamaica, Martinica, Haití, Cuba, entre otros, ven la justa de la Concacaf como la oportunidad de que los grandes clubes se fijen en sus mejores talentos.

Deportivamente es el único beneficio que existe. Eso y la motivación de poder ganar un millón de dólares por salir campeón. Mientras que el segundo lugar se llevará la nada despreciable cantidad de 500 mil dólares, el tercero 200 mil y el cuarto 150 mil. Para las grandes potencias no será la gran cosa, pero para una Jamaica que ya llegó a instancias finales anteriormente, resulta ser una buena ganancia.

Pero los verdaderos reyes son las televisoras, la sede (Estados Unidos) y los patrocinadores. De acuerdo con información de El Economista, la Copa Oro es la competencia que más audiencia registra en México desde el 2015, con un promedio de 6.8 millones de televidentes por partido tan sólo para la zona metropolitana de la ciudad.

La República Mexicana es el territorio que más audiencia aporta al certamen. En la edición de 2015, las cifras que otorgó Nielsen Ibope sobre el alcance nacional, tan sólo de la final Tri vs Jamaica, alcanzaron el 23.6% de las televisiones de todo el país, lo que significa que 30.4 millones de personas fueron testigos.

La gente en los estadios es otro punto importante a tomar en cuenta. El negocio está garantizado, pues en la edición del 2015 se vendieron 300 mil boletos con tres semanas de anticipación al inicio del torneo. La asistencia total fue de un millón 90 mil 082 aficionados. Esa justa tuvo un costo de 28.4 millones de dólares y la ganancia total fue de más de 91 millones, de los 100.5 anuales generados por el organismo.

Por último vienen los patrocinadores, pues gracias a ellos existe un éxito comercial. En 2009 hubo siete compañías asociadas, en 2011 aumentó a 13 y para 2017 se quedó en 11, la cual incluyó a Scotiabank, All State, Body Armor, Modelo, Nike, Post Consumer Brands, Sprint, Seat Geek, Toyota, Telcel y Uber.

Hay que ser sinceros, ganar la Copa Oro no ha significado mucho anteriormente. Ese trofeo no viste como sí lo hace una Copa América o la ya extinta Confederaciones. Tampoco demuestra una supremacía del área, porque para eso están las eliminatorias rumbo a los Mundiales. Así que obtenerla significará poco para el Tata Martino y compañía, lo más importante de esto será cubrir las expectativas que tiene el cuerpo técnico para el futuro del Tri.