Tranquilos, México es un ‘monstruo’ en Fase de Grupos

Hoy inicia el Mundial para la Selección Mexicana, en su primer partido de preparación del año tendrá como adversario a Bosnia y Herzegovina, un equipo que solo ha calificado una...

Hoy inicia el Mundial para la Selección Mexicana, en su primer partido de preparación del año tendrá como adversario a Bosnia y Herzegovina, un equipo que solo ha calificado una vez a una Copa del Mundo (Brasil 2014). Seamos sinceros, no es un rival que se compare con Suecia y mucho menos con Alemania, ambas selecciones rivales de México en la Fase de Grupos de la próxima justa mundialista.

El Grupo F, en el que se encuentra el Tri, es uno de los más complicados de los 8 que conforman el Mundial pero desde 1994 México no ha faltado a los Octavos de Final y los grupos nunca han sido sencillos. La Selección Mexicana lleva 6 Copas del Mundo sorteando magistralmente la primera fase del torneo y no dudamos que esta sea la excepción.

Estados Unidos 1994

La Selección Mexicana venía del escándalo de los Cachirules, vergonzoso episodio que excluyó a México de participar en Italia 1990. Ese periodo permitió que surgiera una camada sobresaliente de futbolistas mexicanos, para muchos el mejor seleccionado mexicano de la historia. México compartió el Grupo E con Italia, Noruega e Irlanda. ¿Quién dijo fácil?

México perdió ante Noruega (1-0), derrotó a Irlanda (2-1) y empató con Italia (1-1) para clasificarse como primer lugar. En Octavos de Final el Tri empató en tiempo regular con Bulgaria a un gol y en los penales los búlgaros derrotaron a los mexicanos (3-1).

Francia 1998

De nuevo el Grupo E compartido con Holanda, Bélgica y Corea del Sur. No sería una primera fase sencilla, México derrotó a Corea (3-1), empató con Bélgica (2-2) y Holanda (2-2) para clasificarse como segundo lugar. En los Octavos Alemania fue el verdugo que acabaría con las esperanzas mexicanas tras un marcador de 2-1.

Corea – Japón 2002

Italia, Croacia y Ecuador serían los acompañantes de México en el Grupo G, de nuevo un grupo complicado. El debut mexicano fue contra Croacia, que venía de ser el tercer lugar en 1998, y los verdes derrotaron 1-0 a los croatas. A Ecuador le tocó la misma suerte y fue derrotado por la oncena mexicana con un marcador de 2-1; Italia, el rival más complicado, fue contenido por los mexicanos y con un golazo de Jared Borgetti el Tri se calificó con 7 puntos a la siguiente ronda. Estados Unidos sería el encargado en terminar con el sueño mexa.

Alemania 2006

El Grupo D, en el papel, parecía ser el grupo más sencillo que le había tocado a México en las recientes competiciones: Portugal, Angola e Irán. No fue una primera fase sencilla para México, derrotaron a Irán (3-1), empataron con Angola (0-0) y perdieron con Portugal (2-1). La Selección se clasificó como segundo lugar con 4 puntos y fue derrotada en Octavos de Final por Argentina. Cómo olvidar el gol de Maxi Rodríguez.

Sudáfrica 2010

México compartió el Grupo A con Sudáfrica, Uruguay y Francia. De nuevo un grupo complicado que en apariencia tenía en los sudafricanos al rival más débil pero con el plus de ser locales. En la inauguración México logró un empate (1-1), a Francia lo venció (2-0) y un descalabro ante Uruguay (0-1) colocaría al Tri como segundo lugar de Grupo para ser derrotados, de nueva cuenta, por Argentina (1-3) en Octavos de Final.

Brasil 2014

Otra vez el Grupo A compartido con uno de los anfitriones más complicados: Brasil. Los otros dos equipos serían Croacia y Camerún. México derrotó a Croacia (1-3), a Camerún (1-0) y empató a con Brasil (0-0) con una actuación soberbia de Guillermo Ochoa. En Octavos de Final, Holanda logró el triunfo (1-2) y los mexicanos regresaron con la consolación de haber hecho una Fase de Grupos perfecta.

En 1994 se inauguró una seguidilla de calificaciones a Octavos de Final y los grupos nunca han sido sencillos. El Tri ha sorteado la primera fase de la mejor forma. Aunque este podría ser uno de los más complicados en la historia de México en los Mundiales, pero esperemos que el Tri tenga una actuación perfecta y no se rompa —por lo menos— la inercia de calificar a la siguiente fase.