Cuando se piensa en héroes en el futbol, nos imaginamos a un delantero que hacer un gol de último minuto o un portero que ataja un disparo para mantener el resultado. Sin embargo, en la fecha 7 de la Primeira Liga de Portugal, un futbolista se convirtió héroe al intervenir oportunamente para salvar la vida de su portero. El central uruguayo del Sporting de Lisboa, Sebastian Coates auxilió al portero francés Romain Salin y evitar que ocurriera una tragedia.

Tigres reconoció a aficionado que salvó a niños de un incendio

En lo que fue la sorpresa de la fecha en la Liga Nos o Primeira Liga de Portugal, el Portimonense, que está a un punto de los puestos de descenso, derrotó al Sporting de Lisboa. Un resultado que evitó que evitó que Los Leones pudieran acercarse a la punta del campeonato. En su visita a la cancha de los Albinegros, los lisboetas se vieron superados 4 a 2. Una derrota a la que se le resta importancia tras la acción de Sebastián Coates, quien también había sido protagonista por anotar uno de los goles de su equipo. El primero de la temporada para el central uruguayo.

Sebastian Coates, Sporting Lisboa, Romain Salin, Salva Vida

(Imagen: Getty)

La jugada en cuestión, llegó a dos minutos para el final del primer tiempo. El Portimonense se había puesto al frente al minuto 30, con gol de Wilson Manafa. No conformes y aprovechando el desconcierto de los visitantes, para hacer el segundo. El japonés Shoya Nakajima sacó un disparo potente, pegado al primer palo. El portero francés del Sporting, Romain Salin se lanzó para tratar de atajar el disparo, pero no llegó y su cara se impactó de lleno contra el poste.

El golpe fue tan fuerte, que cayó conmocionado en el césped, sin poder incorporarse porque se estaba ahogando con su propia lengua.

El único futbolista que notó lo que pasaba con Salin fue Sebastian Coates. El uruguayo de inmediato se puso en acción. Metió su mano en la boca de su compañero para evitar que se atragantara con su lengua, mientras pedía la entrada de las asistencias.

Futbolista en Holanda prefiere donar sangre a jugar un partido

Romain Salin fue llevado al hospital para que se le realizaran los estudios pertinentes. El partido continuó y la sorpresa se consumó. No obstante, Sebastian Coates -justo el día que cumplió 28 años- a pesar de que su equipo fue derrotado, puede tener la satisfacción de haber intervenido oportunamente para salvar la vida de Salin. Es un héroe porque, no solo salvó a un compañero de profesión, sino porque intervino para preservar la vida de otro ser humano.