Se tiraron al campo para protestar y recibieron dos goles

En el futbol, matar el tiempo es una costumbre: lesiones fingidas, calambres inexistentes y tiros libres que se ejecutan en una “eternidad”. Los árbitros se hacen presentes con alguna tarjeta...
bosna visoko Zvijezda

En el futbol, matar el tiempo es una costumbre: lesiones fingidas, calambres inexistentes y tiros libres que se ejecutan en una “eternidad”. Los árbitros se hacen presentes con alguna tarjeta amarilla y añadiendo menos minutos de los que se perdieron.

En un encuentro, correspondiente a la segunda división de la liga de futbol de Boznia y Herzegovina, entre el Bosna Visoko y el Zvijezda se suscitó una protesta ante esta reprobable práctica. En los últimos minutos del encuentro, en los que el Bosna perdía por un gol, un jugador del Zvijezda se tiró al césped fingiendo un calambre. Los jugadores del Bosna Visoko no lo soportaron y se tiraron al césped como desaprobación.

Lejos de dejar pasar el tiempo, los jugadores del Zvijezda aprovecharon y marcaron dos goles más para ensanchar el marcador. Una postura que dará de que hablar ante una actitud reprobable e inherente en el futbol.

Publicidad