Ryan Atkin, primer árbitro que se declara gay en la Premier League

Lo que hace algunos años era imposible de pensar por las barreras que existían en el deporte en cuanto a los homosexuales van cayendo, prueba de ello es Ryan Atkin,...

Lo que hace algunos años era imposible de pensar por las barreras que existían en el deporte en cuanto a los homosexuales van cayendo, prueba de ello es Ryan Atkin, quien se acaba de convertir en el primer árbitro profesional en ser abiertamente gay en la Liga Premier de Inglaterra.

Ser gay no importa en el contexto de pitar un partido de futbol. Pero si estoy hablando de igualdad y diversidad, entonces voy a mencionar que yo soy gay porque es relevante. Es importante ser quien uno quiere ser y ser aceptado por quien uno es”, declaró Atkin en entrevista publicada por Sky Sports.

El árbitro tiene ya cuatro años dentro de la Premier League y aseguró nunca haber sufrido algún ataque homofóbico y que ha experimentado un ambiente de mente abierta en el futbol inglés, pero reconoce que el problema aún existe.

“Claramente es un salto a lo desconocido. En el fútbol profesional inglés sabemos muy bien que no hay ningún homosexual declarado y que nunca ha habido uno entre los árbitros”, destacó Atkin de 32 años.

Ryan comenzó a arbitrar en 1999 y fue parte de la campaña de “Cordones Arcoiris” de Stonewall, una asociación protectora de los derechos LGBTTTIQ y que es apoyada por la misma Premier League y la Federación Inglesa. Esa campaña buscó sensibilizar a los aficionados al futbol de llevar un lenguaje contrario a la homofobia y los comportamientos discriminatorios.

Por su parte, el jefe del árbitros de la Federación Inglesa, Nale Barry, aplaudió la decisión de Atkin de revelar su homosexualidad. “La FA apoya completamente a Ryan. Nuestro papel es apoyar a todos los árbitros, ayudarles en su desarrollo, maximizar su potencial pero, sobre todo, ayudarles a que sus experiencias sean positivas”, comentó.

El árbitro inglés espera ahora que la gente tome su gesto como el camino a seguir y que se sigan derrumbando las barreras en el futbol para la comunidad gay.