Russell Wilson deja el emparrillado por el diamante

Hay personas que nacen con el talento para practicar un deporte y hay otras que son bendecidas para jugar 2 y hacerlo bien en ambos. El caso más reciente, aunque...

Hay personas que nacen con el talento para practicar un deporte y hay otras que son bendecidas para jugar 2 y hacerlo bien en ambos. El caso más reciente, aunque no lo hemos visto en el diamante, es el de Russell Wilson, quarterback de los Seahawks.

Russell fue seleccionado en 2007, en la ronda 41, por los Baltimore Orioles. Solo jugó 93 partidos en Ligas Menores y en la Universidad de Wisconsin se decidió por el futbol americano.

En 2012 los Seahawks lo eligieron en el lugar 75 de la tercera ronda del draft. Un año después formó parte del Spring Training de los Texans Rangers pero por petición de Seattle no firmó un contrato con la MLB.

El día de hoy, ya con un anillo de Super Bowl en sus manos, fue canjeado con los New York Yankees, a cambio los “Bombarderos del Bronx” enviarán un prospecto a Texas.

Por supuesto que no es la primera vez que esto sucede, uno de los casos más famosos es el de Deion Sanders que jugó para los Atlanta Falcons y los Atlanta Braves. Sobra decir que una ocasión, en 1992, disputó una noche un partido de MLB y a la otra uno de NFL.

No creemos que Wilson realice la misma hazaña porque los Seahawks no lo permitirían y seguro solo entrenará algunos días y venderá jerseys de los Yankees.

Publicidad