Si en la Selección Mexicana hay un nombre que se respete por encima de todos los demás, ese es el de Rafael Márquez, el capitán. Sin embargo, eso poco le ha importado a los patrocinadores del Tri, quienes le han dado un trato diferente al Kaiser estos días que los convocados por Juan Carlos Osorio se entrenan en el CAR.

Durante las sesiones que los seleccionados han hecho en la cancha o gimnasio, se ha podido ver a un Rafael distinto y no precisamente por su calidad, liderazgo o actitud. El gran cambio en Rafa recae en su vestimenta, pues a comparación de sus compañeros, la ropa del defensor no tiene publicidad.

Rafael Márquez Uniforme Selección Mexicana

Fotos: María Fernanda Mora/ Fox Sports

Lee más: Estos son los convocados de Juan Carlos Osorio para Rusia 2018

Si se preguntan el porqué, la respuesta es por los problemas legales que aún rodean a Márquez, desde que el Departamento del Tesoro lo ligó a lavado de dinero y que le han impedido jugar con la Selección Mexicana desde hace unos meses.

Este problema también ha imposibilitado que Rafael pueda pisar suelo estadounidense y se haya perdido partidos, además del que está por realizarse contra Gales, en partido de preparación del Tri rumbo a Rusia 2018.

Rafael encontró su lugar en la lista preliminar de 28 jugadores que dio Osorio días atrás, por lo que está cerca de cumplir su sueño de jugar su quinta Copa del Mundo, pese a todos los problemas en los que se ha visto involucrado.

Lee más: Rafael Márquez, la leyenda que no le ha dado nada a Atlas

En caso de confirmarse su estancia en Rusia, Márquez verá sus últimos minutos como futbolista en el marco más importante del futbol mundial y será el cerrojo perfecto a una gran carrera.

A nivel de clubes, el Kaiser acaba de decir adiós con el Atlas, club con el que debutó y se fue como una leyenda.

Durante los próximos días veremos si la situación de Rafa y su vestimenta cambia, aunque si es por un tema legal que pone en predicamentos a las marcas, seguro no será. Sin embargo, si solo es cuestión de imagen, probablemente el asunto cambie.