Romano, el hombre destinado a hacer el trabajo sucio

Es casi un hecho que Rubén Omar Romano será el nuevo director técnico del Atlas: la tercera ocasión que los Rojinegros tendrán en el banquillo al técnico argentino (2006, 2011)....

Es casi un hecho que Rubén Omar Romano será el nuevo director técnico del Atlas: la tercera ocasión que los Rojinegros tendrán en el banquillo al técnico argentino (2006, 2011).

Atlas enfrenta temas de descenso y los directivos tienen una estrategia para evitarlo. La salida del Profe Cruz fue celebrada por los aficionados, pero la llegada de Romano un quitarisas.

El currículum de Rubén tiene a equipos de la talla de América, Cruz Azul, Santos, Tijuana, entre otros. Nunca ha sido campeón y su efectividad solo ha superado el 50% con tres clubes: Morelia, en el Clausura 2013 y con Santos en el Apertura 2010 y Bicentenario.

En el Apertura 2015 dirigió a los Xolos, disputó 13 partidos y consiguió el mismo número de puntos, 13. Los malos resultados le enseñaron la puerta de salida del club fronterizo.

Definitivamente la directiva del Atlas no contrató a Romano por sus números, sino por algo más. Enfrentar el descenso no es cosa sencilla, hay técnicos que tienen los arrestos para hacerlo. No son espectaculares, son cumplidores. Romano no es un entrenador para ocupar los primeros puestos. Pero sí para hacer el trabajo sucio. Ya después llegarán los estrategas espectaculares.

Rubén Omar podrá darle un estilo de juego a la Academia, nada más. No queremos ser pesimistas pero es una historia que ya hemos visto. Dónde está la reestructuración del Atlas, ¿qué están modificando? ¿La fachada?

Sí, Rubén Omar cumplirá su misión pero en Atlas no hay un proyecto a futuro. Los Rojinegros están sobreviviendo a base de bomberazos.

Solo falta una firma para que se confirme la llegada de Romano y de ser así podría estar en el banquillo cuando el Atlas enfrente al América.

Publicidad