Royal Shrovetide, el partido de futbol más extremo del mundo

Al jugar un partido de futbol siempre se corre con algún tipo de peligro. Un esguince, una torcedura o en casos más graves una fractura, pueden ser las consecuencias, pero...

Al jugar un partido de futbol siempre se corre con algún tipo de peligro. Un esguince, una torcedura o en casos más graves una fractura, pueden ser las consecuencias, pero eso a que se diga que el balompié es un juego violento hay mucha distancia, aunque en Inglaterra se tiene otra perspectiva, al menos en el pueblo de Ashbourne, con el llamado Royal Shrovetide.

Este es un partido disputado entre una multitud de habitantes de las zonas norte y sur de Ashbourne, considerado uno de los más caóticos y peligrosos. Pero lo cierto es que mantiene poca similitud con el futbol, pese a ser llamado así. Aunque se pueden utilizar los pies, lo común es acarrear el balón con los brazos, hasta llegar a la portería (molinos) contraria, la cual se encuentran a cinco kilómetros.

Se juega a dos tiempos de ocho horas cada uno y se realizan en el martes de carnaval y el miércoles de ceniza. Pese a ser un juego con mucha rudeza también tiene sus reglas, pero la principal es que si se anota después de las cinco de la tarde, ahí se termina el partido, pues está prohibido jugar tras la hora señalada.

Esta tradición data desde 1667, pero posiblemente pudo haberse practicado de mil años antes, pero la fecha exacta no se ha podido saber. Sin embargo, el Royal Shrovetide cumple el mismo propósito que el futbol normal: unir a la gente, en este caso a demasiadas.

Publicidad