El histórico delantero brasileño, Ronaldo Nazário, fue ingresado de urgencia a un hospital en Ibiza, España, la tarde del viernes pasado debido a una neumonía según informaron fuentes del Área de Salud de Ibiza y Formentera.

Ronaldo, quien disfrutaba de unos días de vacaciones en Ibiza, fue trasladado de emergencia al Hospital de Can Misses de Ibiza, en donde se le diagnosticó que las dolencias que presentaba eran ocasionadas por una neumonía, la cual fue atendida en el hospital público de la región.

Inglaterra golea a México y las elimina del Mundial femenil Sub-20 [Goles]

De acuerdo con información del Diario de Ibiza, el ex delantero de la selección brasileña permaneció en el hospital hasta la medianoche del viernes, pues tras ser diagnosticado, solicitó el alta médica para trasladarse a la UCI de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, en donde se encuentra actualmente en medicina intensiva.

El mismo diario publica que familiares del ex atacante del Real Madrid y Barcelona permanece internado en la clínica privada de Ibiza, pero que está avanzando favorablemente a la enfermedad.

El jugador ha confirmado a través de su cuenta de Twitter, que efectivamente fue internado en un hospital de la ciudad española debido a un cuadro fuerte de gripa, pero que tras estar fuera de cualquier tipo de peligro, recibirá el alta médica el próximo lunes y regresará a su casa una vez que abandone la clínica en la cual permanece en estos momentos.

Esta no es la primera ocasión que el ariete, considerado por muchos el mejor ‘9’ de la historia del futbol, presenta problemas de salud, pues hay que recordar que hace unos años se dio a conocer que vive con una enfermedad llamada hipertiroidismo, la cual afecta a varios sistemas en el organismo, entre ellos, el que influye en la quema de calorías.

Impresionante combo de agresiones en el futbol africano [Video]

Debido a esta enfermedad, el “Fenómeno” tuvo que retirarse del futbol ya que ésta genera cansancio y pérdida de reflejos, ralentiza los movimientos, reduce el consumo calórico y todo esto se traduce en una tendencia a engordar, hecho que fue mermando cada vez más la carrera del astro brasileño, quien optó por alejarse de las canchas y enfocarse en su tratamiento.