Ronaldinho, el futbolista que dividía el corazón

Ronaldinho es el mejor jugador la historia. Jamás vi en otros pies los regates del brasileño. Todos queríamos imitarlo. Dividió el corazón de todos los aficionados al futbol, le íbamos...

Ronaldinho es el mejor jugador la historia. Jamás vi en otros pies los regates del brasileño. Todos queríamos imitarlo. Dividió el corazón de todos los aficionados al futbol, le íbamos al equipo de siempre y al Barcelona de “Dinho”.

Mañana se disputará una versión más del Clásico Español, el partido entre clubes más seguido en todo el mundo. Pero hay uno que debe ser el más recordado de los recientes años, el de 2005, en el que el Barcelona derrotó 0-3 al Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Previo a ese encuentro, hubo una anécdota con Ronaldinho. El astro brasileño le marcó en la madrugada a varios jugadores de la plantilla culé, entre ellos a Andrés Iniesta, les dijo que se iría al Real Madrid. Le habían hecho una oferta difícil de rechazar. Después de la “confesión”, pidió no contarle a nadie dentro de la institución.

Al día siguiente llegaron a entrenar e Iniesta notó que había una actitud extraña del resto de los jugadores hacia Ronaldinho. Abrazos y mimos inusuales. El día del juego, antes de saltar al campo, Dinho tomó la palabra y dijo: “Chicos, hoy jugamos un partido importante, ellos son fuertes, pero en estos días he descubierto que somos como una familia. He llamado a cada uno de ustedes y les he contado que me voy al Madrid en junio, pero ninguno ha dicho nada. Después de eso me he dado cuenta que estamos dispuestos a morirnos por dentro antes que traicionarnos. Yo me quedo aquí por muchos años, ahora salgamos al campo y vamos a darle una lección de futbol al Real Madrid”.

Los blaugrana salieron más motivados que nunca; Ronaldinho hizo lo que quiso con los merengues y anotó un par de goles de antología. “Jar Jar Binks” salió aplaudido de la “Casa Blanca”, pero no solo por los culés, sino por ambas aficiones. Dinho dividía el corazón.

Publicidad