El suizo es conocido por su gran nivel en el tenis, pero también  por su peculiar estilo dentro de la cancha y esta ocasión no fue la excepción. Resulta que durante un partido a beneficio contra Andy Murray, Federer sorprendió cuando se puso una falda escocesa y disputó algunos puntos con la prenda puesta. 

Tras una entrevista al termino del primer set, el suizo dijo, “si alguien me trae un kit, me lo pongo”. Un aficionada no lo dudó y de inmediato se acercó con la falda, el tenista se la puso y comenzó el segundo set, después se la quitó y la entregó autografiada para desatar la algarabía del público.   

El primer ste fue para Roger Federer, mientras el segundo fue para Andy Murray. Pero los verdaderos ganadores fueron los asistentes, quienes disfrutaron de algo fantástico en la cancha.