Link copiado al portapapeles
#Futbol

Rodolfo Pizarro tiene que estar en el Mundial de Rusia 2018


En época mundialista todos nos volvemos directores técnicos: proponemos jugadores, despreciamos a otros y criticamos todo el tiempo al encargado de seleccionar a los futbolistas que nos representarán. Y en esta ocasión me voy a descoser para proponer a uno que probablemente no esté pero tendría que estar.

Aprovecharé que el editor no está, que es viernes santo y que arrancaron las campañas presidenciales (donde escucharemos peores cosas que las que diré a continuación) para proponer a mi gallo y tratar que se gane un boleto a Rusia 2018.

Lee más: Cuando se acerca el Mundial  los mexicanos somos muy predecibles.

Hace cuatro jornadas, en la 9, Chivas visitó a los Pumas, ambos equipos estaban urgidos de un triunfo: los Universitarios habían iniciado apabullantes el Clausura 2018 pero habían caído en un bache y los Rojiblancos no lograban hilar victorias.

Independientemente del mal paso del Rebaño en el torneo, habría que decir que para nada jugaban mal pero no concretaban las oportunidades que generaban. Y uno de los culpables que Chivas no se viera tan mal a pesar de estar en el fondo de la tabla es Rodolfo Pizarro.

Volvamos a aquel domingo a las 12 de la tarde con el sol que caía a plomo y a Chivas se le ocurrió salir de negro. El partido no fue tan emocionante, pero a nivel de cancha pude ver de cerca al encargado de que el Club Guadalajara no se haya visto tan mal en este torneo.

El nacido en Tampico, Tamaulipas es el típico jugador que molesta, que incomoda, grita, se encara con el árbitro y se hace presente en todas las jugadas y motiva a sus compañeros. No tiene el gafete de capitán pero no lo necesita. Su labor en el campo habla por sí misma.

Si ya llegaron a esta parte del texto pensarán que soy un porrista de Pizarro y que seguro le voy a las Chivas, no estarán equivocados del todo. Sí le voy a los Rojiblancos pero no soy porrista. Acepto cuando un jugador es bueno y sobre todo mantiene su nivel. ¿No me creen?, acá la prueba: Cuauhtémoc Blanco, carta a un querido enemigo.

Recién culminó el partido de la Jornada 13 en el que Chivas visitó el Estadio Morelos para enfrentar al Morelia. Después de una breve pausa por la fecha FIFA. Y justo en esa pausa México enfrentó a Islandia y Croacia, partidos que serían la última prueba para algunos jugadores, como Pizarro, por ejemplo.

Contra Islandia entró de cambio y poco se le vio, pero contra los croatas arrancaría de inicio y comandaría el medio campo de la Selección México. El partido del pasado martes fue un tanto extraño, no solo para el de Chivas, sino para todos los futbolistas mexicanos que pisaron el césped del AT&T Stadium. El saldo fue de dos seleccionados aztecas lastimados y en duda para Rusia 2018 (Néstor Araujo y Carlos Salcedo) y un gol en contra.

Pizarro no brilló como hubiera querido y al parecer su gris actuación lo dejó fuera del Mundial, tomando en cuenta que Juan Carlos Osorio ya debe tener el 98% de su lista de jugadores en la que seguro estará Marco Fabián, un futbolista que no carece de talento pero viene de una larga recuperación y es del gusto del colombiano, además contra Islandia se despachó con un buen gol para no dejar dudas sobre su llamado. Goles son amores.

El día de hoy, como todo el torneo, Pizarro se echó el equipo al hombro y con dos goles mantuvo a Chivas con oportunidad de una lejana y posible calificación a la Liguilla. México necesita de futbolistas que corran y se desgasten en el campo. Podríamos mostrar las estadísticas de la Liga y encontraríamos que el ex tuzo es uno de los jugadores que más corre y acierta pases.

En fin, resultaría una grata sorpresa ver a Pizarro en el Mundial o ¿será que un partido condiciona el talento demostrado en otros 10?

 

 

 

Link copiado al portapapeles

Otto Zuloaga

Veterinario frustrado; periodista por diversión y entusiasta del futbol argentino. @otto_zuloaga