Roberto Carlos y el recuerdo de que la magia en el futbol existe [VIDEO]

La década de los noventa significo el nacimiento de la magia en el futbol, al menos para mí. Lejos de ser visto como un deporte comenzó a ser un estilo...

La década de los noventa significo el nacimiento de la magia en el futbol, al menos para mí. Lejos de ser visto como un deporte comenzó a ser un estilo de vida, los tenis para jugar dejaron detener ese solo objetivo y se convirtieron en un accesorio para el día a día.

La Selección de Brasil se mostró ante nosotros como un equipo invencible, su protagonismo y espectacularidad lo hicieron conseguir su cuarta Copa del Mundo en 1994; luego en Francia 1998 perdieron la final con el anfitrión y en 2002 renovaron sus votos como campeones.

Lee más: Ronaldinho fue el primero en conseguir un millón de reproducciones en YouTube.

Dida, Cafú, Roberto Carlos, Dunga, Rivaldo, Denilson, Ronaldo, Bebeto y Romario son solo algunos de los jugadores que integraban el Scratch du Oro en aquellas años.

Si dentro del balompié sucedía algo extraordinario los culpables eran los miembros de la Canarinha: una mafia que traficaba talento y utilizaba como arma una pelota.

Previo al Mundial de 1998, Roberto Carlos selló su leyenda con un tiro de libre que quedó para la historia. Era 7 de junio de 1997, Francia y Brasil disputaban un partido amistoso con miras al Mundial del próximo año (el partido se replicó en la final); Romario recibió una falta metros atrás del área; Dunga tomó la pelota realizar el cobro pero fue interrumpido por Roberto Carlos, quien colocó el balón para realizar el tiro que comenzó a viralizarse a manera de Giff en los primeros celulares con capacidad de reproducirlos.

El zurdazo fue tal que el balón hizo un movimiento extraño antes de pegar en las redes que defendía Fabien Barthez, el principal espectador de aquella obra de arte.

“Aún me siguen preguntando acerca del gol y cómo lo anoté. La gente ha tratado de analizarlo, pero no hay explicación. No debió de tener tal viro, pero sabía que iba a entrar”, declaro Roberto cuando le preguntaron por ese extraño gol.

Casi 21 años después, uno de los mejores defensas en la historia del futbol, mostró que ha mantenido su método para disparar y subió un video con varios ensayos de disparo en los que el común denominador es la técnica magistral para golpear la pelota. Quien se jacte de apreciar el futbol, tendrá que reconocer que aquel fue un gol galáctico, así como Roberto Carlos, su autor.

Publicidad