Real Madrid y Paris Saint-Germain al rescate de sus técnicos

El 11 de diciembre de 2017 se conoció el destino de todos los equipos que estarán en los octavos de final de la Champions League. Ese día, el calendario de...

El 11 de diciembre de 2017 se conoció el destino de todos los equipos que estarán en los octavos de final de la Champions League. Ese día, el calendario de millones de aficionados marcó el 14 de febrero de 2018 como el ‘Día D‘. La suerte del Real Madrid y Paris Saint-Germain estaba echada. Sus caminos se cruzaron.

Durante dos meses se ha esperado este juego, considerado como una final adelantada. A través de los días análisis, comparaciones y muchas otras notas han rodeado a los clubes protagonistas. ¿Quién llega mejor? ¿Cristiano o Neymar? ¿BBC O MCN? Todos los flancos están cubiertos. Sin embargo, en todo este esquema, hay dos hombres que tienen una presión mayúscula y, curiosamente, no podrán jugar. Sí, nos referimos a los técnicos. Zinedine Zidane y Unai Emery.

El estratega blanco parece tener la soga en el cuello y una eliminación frente al cuadro parisino puede terminar por ahorcarlo. Si en diciembre las cosas no marchaban de la mejor manera, pues en la liga el Barcelona ya tenía una distancia considerable en el liderato, su actualidad es aún es más crítica.

Con la liga de España prácticamente perdida, a 17 puntos del líder (pero con un partido menos), y la sorpresiva eliminación en la Copa del Rey, Zidane se juega su puesto con la Champions League, la única competición en la que su equipo se mantiene vivo.

Un conjunto como el Madrid, confeccionado para ganar, no puede permitirse quedar sin títulos durante una temporada. Y eso Zidane lo sabe a la perfección. Mucho menos si se recuerda que viene de vivir su año más exitoso en la historia, con cinco campeonatos y un buen juego. En el cuadro de Chamartín perder está prohibido y hacerlo cuesta muy caro.

Si bien la gestión del francés ha sido brillante en resultados, es claro que Florentino Pérez no se tentará el corazón para dejarlo ir si las cosas no funcionan (como lo ha hecho antes) y, en estos momentos, la Champions League es su único salvavidas. Para su mala suerte enfrentará a un PSG hambriento de Copa de Europa y que lo puede mandar de vacaciones apenas comience marzo.

¿Presión? Zidane seguro entiende este concepto a la perfección.

En el otro banquillo la exigencia no será menor. Tras la dolorosa e increíble eliminación en la temporada anterior frente al Barcelona, los ojos se pusieron sobre Unai Emery. Muchos lo daban por despedido apenas terminara la campaña, pero no fue así.

Durante el verano le armaron un equipo de miedo liderado por Neymar y apoyado por Kylian Mbappé y Edinson Cavani, pensado (así parece) exclusivamente para ganar la Orejona, ya que en la Ligue 1 marchan sobrados, goleando casi cada fin de semana, y en la Copa la situación no es muy distante.

Durante varios años el PSG ha buscado dar ese salto de calidad que lo lleve a pelear por la supremacía de Europa, pero este no ha llegado. En 2017, frente al Barcelona, parecía que por fin se daba, pero todo quedó en una desilusión muy amarga. Frente al Real Madrid otra gran oportunidad se hace presente.

Ganar la liga y la copa ya no son retos para el cuadro parisino, el deseo máximo es la Champions y para ganarla contrataron a Emery. Si al final de la temporada no lo consigue, poco importará otros resultados y, probablemente, su carrera continuará lejos del Parque de los Príncipes.

Real Madrid vs PSG. Zidane vs Emery. ¿Quién continuará?

Publicidad