Si queremos hablar de uno de los referentes del futbol brasileño, podemos mencionar a Ricardo Izecson dos Santos Leite, mejor conocido como Kaká.

Gracias a una época de triunfos con el AC Milán, que lo llevaron a ser el ganador del Balón de Oro en el 2007 –último antes del dominio de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi sobre este galardón–, fue vendido al Real Madrid en uno de los traspasos más caros registrados en el futbol. Sin embargo, su paso con los merengues no fue el esperado, al contrario, decepcionó a muchos… Y tras cinco años de esto, el brasileño se sinceró sobre las razones por las que no triunfó en España.

Kaká revela el equipo en el que le hubiera gustado jugar en México

“Mi problema en el Madrid fue la continuidad. Primero por la cuestión física y después por la elección del entrenador. El primer año tuve un problema en la cadera, luego en el aductor, me opero después del Mundial, estoy seis meses parado y cuando vuelvo está Mourinho.

“Me pasé tres años intentando convencer a Mourinho de que podía darme oportunidades. Pero era una elección de él, estaba fuera de mi alcance”, confesó en entrevista para el programa Grande Círculo de SporTV.

A pesar de las diferencias con el director técnico, el exseleccionado de Brasil resaltó que nunca actuó en contra de él.

“Vivimos desencuentros en el Madrid porque yo creía que tenía que jugar y él creía que no. Jamás me rebelé ni le amenacé con irme ni salí a la prensa a quejarme. Él no tenía argumentos, pero el equipo iba también que yo tampoco. Me decía que no iba a jugar porque el puesto era para Özil“, expresó.

Fichar con el Real Madrid, pésima elección de Kaká

Tras cuatro temporadas, su salida fue inevitable, además de que tenía muy claros sus objetivos. “Tenía la convicción de que iba a salir bien. Creo que fui persistente, llegué hasta donde pude, a mi límite. En la temporada 2013-14, con la llegada de Ancelotti, Florentino quería renovar el equipo con jugadores de la base y nuevos jugadores y Ancelotti fue muy claro conmigo. Me dijo que el presidente había pedido a esa gente y yo le dije que tenía que jugar porque quería jugar el Mundial, así que la mejor opción fue irme”, dijo.