El evento UFC 229 lo esperaron con ansias todos los aficionados al MMA. Las artes marciales mixtas presenciaron una pelea soñada por muchos años. Varios la denominaron “la pelea del siglo”. Pero todo combate tiene un inicio y este en particular guarda un odio y un rencor especial.

Khabib Nurmagomedov y Conor McGregor se encargaron de calentar la pelea, incluso tiempo antes de que se anunciara. Su enemistad es conocida por todos. Por ello haremos un recuento de cómo nació la rivalidad que el pasado sábado por fin se consumó y terminó en una trifulca lamentable.

Peleador que venció a McGregor se quedaría sin título

Las provocaciones de McGregor

La imagen que representa a la UFC. Eso es lo que Conor McGregor ha logrado a lo largo de cinco años. No le tomó mucho tiempo al irlandés dominar y hacer crecer a la empresa líder de las artes marciales mixtas. El peleador sabe de la importancia que tiene en el negocio.

Por eso no se hizo nada cuando The Notorious MMA, en abril de este año, atacó el autobús que transportaba a peleadores de la UFC, entre ellos Khabib Nurmagomedov.

La presa de McGregor era Khabib, pues el ruso anteriormente criticó al irlandés de no aceptar un combate entre ambos.

Para agosto vino el anuncio de la pelea. La batalla que puede marcar un antes y un después. Y como buenos protagonistas, los dos se encargaron de ponerle sabor al encuentro.

Conor a su fiel estilo se metió con “The Eagle” hasta en lo más íntimo. Criticó su religión, a su padre y a su país. Y en la ceremonia del pesaje previo al combate se dejó ver la furia de ruso y el show de McGregor para terminar de calentar el evento estelar.

La respuesta de Khabib

Previo a la pelea, Khabib Nurmagomedov se mostró sereno. En las conferencias respondió una que otra cosa, pero todo se lo guardó para la hora de la verdad. Dentro del octágono el ruso confirmó que el ruso es peleador que muchas veces aparentó.

La batalla estuvo de un solo lado. Nurmagomedov reafirmó por qué no ha perdido un solo round en su carrera. Castigó a Conor en varias ocasiones, fuese con golpes o a ras de lona. El irlandés demostró que los dos años ausente pesaron demasiado.

En el cuarto round, Khabib volvió a dominar y a derribar a McGregor. Lo tomó por la espalda y con una submission “The Eagle” retuvo el título de pesos ligeros.

La trifulca

Cuando parecía que todo había concluido con la rendición de Conor, Nurmagomedov se bajó del octágono y se lanzó en contra de Dillon Danis, entrenador de jiujitsu e integrante del equipo de McGregor.

La seguridad del recinto tuvo que intervenir para que las peleas no pasaran a mayores. La tensión era tal que Dana White, presidente de la UFC, decidió cancelar la ceremonia de premiación. Y la Comisión Atlética de Nevada dio a conocer que a Khabib Nurmagomedov se le retuvo su pago por la pelea, el cual ascendía a 2 millones de dólares, y su título no se le entregó.

Esto lo confirmó Dana White, quien aclaró que el pago de Conor McGregor se realizó sin inconvenientes. De la trifulca identificaron a tres personas que agredieron a The Notorious, pero el irlandés no quiso levantar cargos en su contra

En el caso de Khabib Nurmagomedov, lo que hizo le puede traer graves consecuencias. Sus acciones están catalogadas como antideportivas, por lo que la misma Comisión Atlética, en conjunto con la UFC, podrían suspender al ruso de los octágonos por un año.

Conor McGregor, el arma de doble filo que la UFC necesita

Todo esto arrojó una simple pelea, pero una que quedará marcada en la historia de la UFC.