Rayados quita el “embrujo” a su estadio y se proclama campeón de la Copa MX

Llegó el día esperado. El momento que despedía el futbol mexicano en este 2017 y que mejor que hacerlo con una final. La Copa MX vio saltar a la cancha...

Llegó el día esperado. El momento que despedía el futbol mexicano en este 2017 y que mejor que hacerlo con una final. La Copa MX vio saltar a la cancha a sus dos protagonistas: Monterrey, que llegaba de perder la final del Apertura 2017 frente a Tigres, y a Pachuca, con la motivación de haber ganado el tercer lugar en el Mundial de Clubes.

El partido inició con unos Rayados propositivos, en la que incluso lograron ponerse frente a Alfonso Blanco, arquero de los Tuzos. Una pared dejó con la posibilidad de marcar a Avilés Hurtado, pero Blanco respondió de gran forma para mandar el balón a tiro de esquina.

A partir de ahí, el encuentro fue a menos. Ninguno de los conjuntos logró fabricar jugadas interesantes de gol, más allá de una mala salida del portero Carrizo (Monterrey) que Pachuca no consiguió concretar, para terminar unos flojos 45 minutos en el Estadio BBVA.

Para el segundo tiempo se esperaba mucho más de la gran final de la Copa MX y La Pandilla lo entendió a la perfección. Apenas pasados 10 minutos de la reanudación del juego, los Rayados lograron concretar el gol que tanto estaban esperando.

Un pase filtrado de Dorlan Pabón a Avilés Hurtado, permitió que este segundo se plantara en el área de Pachuca para definir con calma ante la salida de Alfonso Blanco, que poco más pudo hacer por salvar su marco.

Tras la anotación de Rayados, los Tuzos tuvieron la obligación de ir hacia adelante, si es que aspiraban a levantar el trofeo, pero sus ideas fueron poco claras y apenas lograron inquietar al portero Carrizo con un balón desviado por la defensa y un tiro que pasó rozando el poste.

Al final, Pachuca no consiguió hacer algo más por su causa, lo que permitió que Rayados celebrara su primer título en el Estadio BBVA, el Gigante de Acero, para quitarse la “malaria” después de dos finales perdidas y así proclamarse como el gran campeón de la Copa MX.

Publicidad