¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¡La dinastía continúa! Hijos de Rafa Márquez y Francisco Chacón debutan en el Estadio Jalisco

El hijo de Rafael Márquez y del silbante, Francisco Chacón, debutaron este sábado en el Estadio Jalisco.
Redacción Los Pleyers
Imagen: Captura

La sangre siempre llama. Es normal que los hijos quieran estudiar la profesión del papá, aunque muchas veces el contraer genes no signifique heredar las mismas habilidades.

Este sábado, Rafael Márquez piso por última vez un césped profesional. Y lo hizo donde todo empezó, el Estadio Jalisco, recinto en el que vivió muchas alegrías, otras tantas tristezas pero siempre la satisfacción de saber que hizo lo que más amaba en la vida.

El futbol mexicano despidió a uno de sus más grandes referentes. Solo el tiempo lo dirá, pero el central puede dormir tranquilo porque seguramente su nombre será recordado por varias generaciones. El mote de “leyenda” llegará y seguro lo compararán —aunque no jugaron en la misma posición— con Hugo Sánchez.

De ese tamaño fue la carrera de Rafa Márquez. Y para decir adiós lo hizo de la forma típica. Un juego entre amigos y leyendas del Káiser. Dicho encuentro corrió a cargo por parte de Francisco Chacón, quien también pitó por última vez.

La noche de despidos estaba pactada para que los grandes estelares fueran Rafita y el silbante mexicano, pero al final fueron sus hijos los que dieron de qué hablar.

Por un lado estuvo Santiago Márquez, hijo del exjugador que no solo jugó el encuentro, sino que firmó el tanto que le dio la victoria a los “Amigos de Rafa”.

Al minuto 34, el duelo vivió uno de los momentos más emotivos. El Káiser dejó la cancha para darle entra a su descendiente. Posteriormente y desde la vía de la pena máxima, Santiago hizo el 2-1 definitivo.

La otra situación que quedará marcada fue la de Francisco Chacón, que le dejó su lugar a su joven hijo.

“Fue una sorpresa, la verdad no me lo esperaba pero ver a mi hijo vestido de árbitro cuando he terminado una gran carrera me llena de orgullo. Gracias a él y a mi familia que siempre estuvieron conmigo, a toda la gente que me apoyó”, comentó el árbitro al término del cotejo.

Así fue como el Estadio Jalisco vivió una noche histórica y única. Y quizás de ese encuentro amistoso salgan dos personas exitosas en el futuro del balompié nacional.