Terminó el ayuno en la Liga MX. El futbol regresó y el partido que le dio la bienvenida al Clausura 2018 fue el Puebla vs Tigres, en el cual el actual campeón salía como un claro favorito, aunque las cosas no siempre salen como se piensan, ¿cierto?

Con la misión de abollarle la corona, y como clara víctima, la Franja recibió a Tigres en el estadio Cuauhtémoc, pero apenas unos minutos pasaron para que los poblanos demostraran que iban en serio. Al minuto 25 Bryan Angulo puso el 1-0 para dar la primera campanada del torneo.

Sin embargo, el gusto se le acabaría al Puebla al minuto 43, gracias a su portero Moisés Muñóz, quien ya dejó uno de los osos más grandes del torneo (y eso que apenas empieza) al no poder cortar un balón que se le fue por en medio de las piernas y el que Enner Valencia terminó aprovechando.

Mientras el reloj avanzó, el empate se mantuvo, hasta que apareció Francisco Acuña al 78′ para volver a darle la ventaja al Puebla y poner el 2-1 definitivo para dar la primera sorpresa de la temporada.