Link copiado al portapapeles
#Futbol

PSG utilizará a los ultras para vencer al Real Madrid


En los recientes días hemos hablado de la violencia que un partido de futbol genera. El fanatismo se confunde con la afición y ahí es cuando viene la sinrazón. Apenas ayer, en Brasil, una pelea entre los aficionados del Santos y del Corinthians dejó un muerto, y hace unas semanas un policía pereció cuando intentaba frenar una reyerta entre aficionados del Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú.

Los protagonistas de estas tragedias intentan justificarse con el amor a un club, pero la inteligencia promedio nos dice que matar a otro ser humano porque no comparte contigo el amor por un equipo es la más grandes de las estupideces.

Lee más: ¿La Serie A es una de las ligas más racistas del mundo?

En esas estábamos, cuando el PSG anunció que abriría otra zona en el Parque de los Príncipes para que el Block Parisii meta presión con tambores, banderas y cánticos el día de mañana, cuando reciban al Real Madrid en el partido de vuelta de los Octavos de Final de la Champions League. El  bloque apoyará al Colectivo Ultras de Paris (CUP) para alentar al equipo en su complicada tarea.

El encuentro de ida dejó en el marcador una derrota para los parisinos que tendrán que remontar el marcador 3-1 al que se hicieron acreedores en el Santiago Bernabéu.

PSG utilizará a los ultras para vencer al Real Madrid

Aficionados del PSG arribando al Santiago Bernabéu.

El sitio que ocuparán los poco más de 200 hinchas del Block Parisii  era ocupado anteriormente por ultraderechistas y hooligans, llamados Boulogne Boys. En 2010, los dos grupos de animación de los parisinos (los de derecha y los de extrema izquierda) se encontraron y el choque detonó en un muerto: Yann Lorence.

Desde aquel año ambos grupos que alientan al mismo equipo se alejaron del Parque de los Príncipes. Los jugadores, reclamaron a Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, la falta de apoyo en las gradas y los grupos de animación regresaron al estadio.

Pero, tras la muerte de Yann, los directivos del PSG se comprometieron con el gobierno parisino para erradicar la violencia de la cancha. Todo marchaba sobre ruedas hasta que, en la urgencia de un triunfo, el París abrirá sus puertas a la violencia.

El partido de mañana es, ahora sí, la cita con la grandeza que el PSG ha postergado por mucho tiempo. Remontarle al Madrid un marcador 3-1 no es cosa fácil y para lograrlo, los franceses, tendrán que quemar todas las naves.

La realidad supera la ficción

No sabemos si a manera de motivación o de amenaza, pero los integrantes del CUP le solicitaron al presidente del PSG una reunión con los jugadores el 22 de febrero, previa al partido de mañana. Romain Mabille (líder del CUP) y otros 14 hinchas solicitaron la entrevista con los jugadores y la directiva aceptó.

“Para lograr la remontada contra el Madrid, necesitamos unidad entre aficionados, jugadores y directiva. El club es como una familia para nosotros. No tenemos permiso para fallar. Necesitamos guerreros en el campo. Les pedimos que se entreguen al máximo de sus posibilidades durante todo el partido”, declaró a El País, Michaël Tommasi, vicepresidente del comité que preside Mabille.

El grupo de jugadores que acudió a la charla estaba integrado por Thiago Silva, Edinson Cavani, Dani Alves, Kylian Mbappé, Alphonse Areola y Presnel Kimpembe. Sin duda, los jugadores más representativos del club, faltando únicamente Neymar.

Por lo pronto los aficionados ya están haciendo su trabajo y el día de hoy recibieron al club francés a las afueras del hotel de concentración con enjundia e insultos a los merengues: “Puta Madrid”, se leía en algunas mantas de los aficionados.

La decisión de reagrupar a dos de las barras más peligrosas del PSG (capaces de enfrentarse entre sí) es una arma de doble filo: necesitas apoyo incondicional para librar una eliminatoria ante el Madrid pero se podría reavivar una mecha que intentó apagarse en 2010.

Link copiado al portapapeles

Otto Zuloaga

Veterinario frustrado; periodista por diversión y entusiasta del futbol argentino. @otto_zuloaga