José Guadalupe Cruz forma parte de una ralea de técnicos que su principal característica es su color, son totalmente grises. El “Profe” Cruz, como mejor lo conocemos, es un integrante honorario de un grupo que tiene en sus filas a Sergio Bueno, Rubén Omar Romano, Juan Antonio Luna y otros tantos que están prontos a afiliarse.

Seamos honestos, si tu equipo nombra como técnico a cualquier de ese clan no hay vuelta atrás, vendrán tiempos oscuros y comenzarás a ver el futbol en blanco y negro.

Imaginen a los aficionados del Atlas, la más reciente víctima de Cruz, tener que soportar tanta mala suerte y encima “soplarse” al “Profe” en el banquillo. He llegado a pensar que el infortunio de los Rojinegros tiene que ver con sus colores, los mismos que representan a las huelgas: “Por aquí no pasan”, parecen gritarle los tapatíos a los campeonatos de Liga.

José Cruz debutó , se retiró como jugador y volvió a debutar (como director técnico) con el Atlante. Su único campeonato, en el Apertura 2007, lo logró con el Atlante. Hoy el Atlante está en la liga de Ascenso, hoy el “Profe” fue cesado de nuevo.

Guadalupe llegó al Atlas para enfrentar el Apertura 2016, la primera encomienda era meter a los Zorros a la Liguilla. En su primer torneo la directiva fue muy paciente con el de Huetamo, ya que solo consiguió 4 triunfos, siete empates y seis derrotas, sumando un total de 19 puntos que lo dejaron en el lugar 15 de la tabla general.

Para el Clausura 2017, nuestro embajador gris, metió a los Zorros a la Liguilla pero fueron eliminados en Cuartos de Final por el vecino, las Chivas. Ya le habían tenido paciencia, ¿no? El Apertura 2017 no fue muy distinto para el incoloro “Profe” y sus Zorros, terminó en octavo y fue eliminado por el Monterrey en la misma instancia que el torneo anterior.

Hoy se terminó la suerte del José Guadalupe y tras tres derrotas en el año (2 en Liga y una en Copa) tendrá que dejar el banquillo que, para muchos, nunca debió ocupar.