El primer y último verdugo de Zidane es rojiblanco

  Zinedine Zidane y el Real Madrid tienen casi nueve meses invictos en la liga española. Pasarán 266 días desde que el cuadro blanco cayó en el torneo local por...

 

Zinedine Zidane y el Real Madrid tienen casi nueve meses invictos en la liga española. Pasarán 266 días desde que el cuadro blanco cayó en el torneo local por última vez hasta el próximo sábado, donde se medirá frente al mismo rival que lo venció.

Zidane llegó al banquillo de Chamartín el 4 de enero del 2016 y el 27 de febrero enfrentó su primer gran reto: el Atlético de Madrid, pero al técnico francés no le funcionó la estrategia y terminó por ceder tres puntos gracias a un gol de Antoine Griezmann.

Al término del partido, el técnico lo sabía: “[…] antes de que me pregunten, la Liga está acabada. Siempre es difícil y si perdemos puntos lo va a ser más, pero no vamos a tirar la temporada pase lo que pase”.

Sin embargo, como si se tratase de una lección que nunca debían olvidar, Zidane y sus pupilos se dedicaron a jugar, a cumplir su palabra y fueron al Camp Nou para derrotar al “todopoderoso” Barcelona para así quitarse el mal sabor de boca del otro clásico perdido.

Al final de la campaña las “predicciones” fueron ciertas: no pudieron recuperar la liga española, pero el equipo de Zidane sorprendió al reducir la distancia con el conjunto culé (llegaron a estar solo a un punto de alcanzar a los blaugranas), esto gracias a las 17 victorias, dos empates (Betis y Málaga) y una derrota (la del Atleti) obtenidos y por si eso fuera poco, el Madrid también ganó la Champions League aunque ese es tema aparte.

En la actual campaña, la racha positiva del Real Madrid continúa, pues en 11 partidos disputados tienen un saldo de ocho juegos ganados y tres empatados, esa cifra puede verse afectada por un Atlético de Madrid, el único equipo que ha podido derrotar al Madrid de Zidane.

Los merengues saltarán a la cancha de los rojiblancos con la intención de tomar “venganza” por lo sucedido hace ocho meses y 21 días, pero también de mantenerse como líder invicto en España y, de paso, ser el último ganador de un derbi madrileño en el estadio Vicente Calderón.

Publicidad