Héctor Moreno es, sin duda, uno de los jugadores mexicanos con más estabilidad en la historia. Yo lo pondría solo detrás de Hugo Sánchez y Rafael Márquez. Porque hay que decirlo, ha habido grandes aztecas en Europa, pero quienes han tenido mayor proyección y continuidad han sido estos tres.

El paso de Héctor por la Roma no fue nada bueno, tal vez el central llegó al equipo de la Loba atraído por lo que significa vestir la playera de un histórico club, pero solo disputó cinco partidos y en ninguno de esos se hizo presente en el marcador.

Lee más: Aunque duela: Rafael Márquez ya no debe estar con la Selección Mexicana.

La tranquilidad vino cuando la Real Sociedad, el pasado 31 de enero, hizo oficial el fichaje del central mexicano. Los de San Sebastián, un equipo de media tabla, le vendrían bien a Moreno. Así, el canterano de los Pumas sumaría su quinta playera en el viejo continente, siendo su paso por Italia, el “negrito en el arroz” de su carrera.

Hoy, cuando la Real, equipo en el que Carlos Vela se hizo figura, recibió en Anoeta al Alavés, Héctor jugó su segundo partido con su nuevo club. Y, después de gritar su último gol (con un club) el mes de mayo de 2017, por fin consiguió llegar de nuevo al clímax del balompié: la anotación.

Héctor Moreno hace su primer gol con la Real Sociedad [VIDEO]

Festejo del primer gol de Héctor Moreno con la Real Sociedad.

Al minuto seis, el de la playera seis de los txuri-urdin, encontró fortuitamente un balón en el área contraria y lo mandó al fondo del arco de Fernando Pacheco para salir corriendo, persignarse y festejar con sus compañeros que el líder de la defensa azteca está de vuelta.

Con este tanto, Moreno suma su octavo gol en La Liga, los otros siete los había marcado jugando para el Espanyol de Barcelona. La Real terminó ganando el encuentro 2-1  y se colocó en el lugar 12 del torneo.

“Muy contento por haber podido ayudar al equipo, todos sabemos que mi principal función es defender y hoy hemos recibido uno. Hay que intentar mantener la portería a cero, pero me voy contento por el gol marcado, que se lo dedico a mi familia”, declaró el zaguero tras terminar el encuentro.

Este tanto no solo significa el regreso “goleador” del canterano auriazul sino una bocanada de aire para Juan Carlos Osorio y todos los aficionados que nos tronábamos los dedos por la poca actividad del que será el central titular en Rusia 2018.