México ha vuelto a ser el centro de atención en el deporte y no para bien. La noticia de que el jersey perdido de Tom Brady en el Super Bowl LI fue encontrado en suelo azteca, seguramente ya le ha dado la vuelta al mundo. Sin embargo, esta es una raya más al tigre en los hechos bochornosos que han sucedido entre la prensa mexicana y la NFL.

Pese a que la afición azteca es una de las más fieles al mejor futbol americano del planeta, lo cierto es que en ocasiones los medios no han demostrado la misma seriedad.

Hechos como llevar a enviados especiales al “Media Day”, vestidos de novia para pedirle matrimonio a Brady, como lo hizo Inés Gómez Mont en 2008 o disfrazarse de porrista por parte de Carlos “El Capi” Pérez, demuestran la poca importancia en el evento, aunque a cierta parte del público le agrade.

Ahora, sale a luz que el presunto responsable del robo del jersey de quarterback fue una persona debidamente acreditada (Mauricio Ortega) que iba en representación del periódico La Prensa y que aprovechó su acceso para ingresar a diferentes lugares, uno de ellos los vestidores, donde hurtó al prenda del lanzador.

Es evidente que no se puede generalizar a todos los medios ni a todos los reporteros, pero las coberturas “graciosas” y el suceso de los jersey’s, podrían no dejar muy bien parados a los medios mexicanos con la NFL y no sería extraño comenzar a ver menos prensa azteca en este tipo de eventos o al menos con más dificultades para conseguir los accesos.

Ahora, recordemos que los Patriots jugarán en México en 2017 y el hecho del jersey robado puede servir para que el equipo de Nueva Inglaterra tome algunas medidas “contra” los medios, considerando que fue una persona de este gremio el que terminó por afectarlos.

Además, es necesario apuntar que se tiene programado partido en 2018 en México, por lo que también podría haber una repercusión por parte de la la liga para ese año o tal vez para este propio 2017.

Así que solo queda esperar para saber cuales serán los “golpes” que pueda haber para México en un futuro, si es que los hay.