¿Por qué los comediantes llegaron a los programas deportivos?

El humor irrumpió en todos los niveles deportivos y alcanzó un éxito nunca antes visto
Fuente: @compayetd (twitter)

Durante hace mucho tiempo hemos sido testigos de la comedia en los programas deportivos. Televisa y sus competidores juntaron dos cosmos que parecían totalmente diferentes. Por un lado, se debían dar las noticias más relevantes del mundo del deporte y del otro había alguien que intentaba sacarte una sonrisa con sus ocurrencias.

Lee más: Teo González, el comediante que dejó el futbol profesional para contar chistes

Que ambas partes pudieran ir de la mano parecía una locura hasta que llegaron personajes como Andrés Bustamente con el ‘Güiri Güiri’, Eugenio Derbez con todos sus personajes, El Compayito de El Costeño, Adrián Uribe, Omar Chaparro, entre muchos otros.

Y todo nació como parte de una estrategia. Cuando la competencia por la audiencia es alta, siempre hay alguien que buscará equilibrar la balanza hacia un solo lado. La idea de que los comediantes llegaran a los programas, sobre todo los estelares, era combinar varios ámbitos sociales, como el deporte, la cultura o notas que tuvieran que ver con el país.

Se buscaba romper con la monotonía y mantener al público activo. Por ello, conforme llegaron los éxitos más cómicos comenzaron a abarrotar los espacios deportivos, hasta que llegó un momento en que el contenido era más del 50% humor y el resto lo más destacado del día o la semana.

Tan solo para darnos una idea, en los Juegos Olímpicos de Grecia 2004, Televisa llevó a 10 comediantes mexicanos. Para ese entonces, el humor ya había rebasado cualquier evento atlético.

Luego vino un bache. Las televisoras replantearon todo y unos de plano eliminaron la comedia, otros solo la diluyeron un poco. Pero que no nos extrañe que para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 veamos a un Franco Escamilla (quien ya estuvo en Rusia 2018 con una cadena de paga), o a un Daniel Sosa, Alex Fernández o Sofía Niño de Rivera hacer de las suyas en tierras asiáticas para entretener al público mexicano y mantener la audiencia lo más alto posible.

No por nada en sitios como Distrito Comedia optaron por darle un lugar a todas esas personas que se dedican a hacer reír a la gente.

Y por si te lo perdiste: