Los Pittsburgh Penguins ganan la Stanley Cup y sus aficionados lo celebran comiendo catfish

Los Pittsburgh Penguins tenían una cita con el destino y no fallaron: se llevaron la Stanley Cup a casa por segundo año consecutivo, al derrotar a los Nashville Predators cuando...

Los Pittsburgh Penguins tenían una cita con el destino y no fallaron: se llevaron la Stanley Cup a casa por segundo año consecutivo, al derrotar a los Nashville Predators cuando el tiempo regular agonizaba.

A 95 segundos de que el partido se fuera al alargue, los Penguins supieron responder en el momento exacto y anotaron el primer gol, que abrió la puerta para marcar el segundo casi de manera automática y así conseguir su quinto campeonato de la historia.

Los de Pittsburgh se convirtieron en el primer equipo en refrendar su título en este siglo. Los último en lograr esta hazaña fueron los Detroit Red Wings, en 1998.

Para celebrar, los aficionados salieron a las calles de la ciudad para comerse el característico catfish, una de la comida tradicional de la región, aunque no deja de ser un poco extraño.

Publicidad