Y al fin, luego de poco más de dos años, el juicio contra el agresor de Petra Kvitova se está llevando acabo. La tenista fue atacada por un cuchillo en diciembre de 2016 por un hombre que fingió ser un trabajador que revisaba el agua caliente para poder entrar a su departamento.

La checa no ingresó al tribunal para declarar de frente a su agresor, lo hizo mediante un video que era grabado en una sala del edificio. Sin embargo, fue muy firme en que era él el culpable puesto que recordó sus ojos apenas lo vio.

La tenista Petra Kvitova tiene una grave lesión tras sufrir ataque con un cuchillo

“Me pidió que abriera el agua caliente y me encontré con el cuchillo en mi cuello. Agarré la hoja del cuchillo con la mano izquierda, me la quité del cuello, caí al suelo y vi que había sangre por todas partes”, contó la subcampeona del Australia Open 2019.

Por esta lesión tuvo que detener su carrera por un momento para poder recuperarse y a pesar de ser la número dos a nivel mundial considera que no ha podido volver a su máximo nivel puesto que las heridas fueron graves.

“Me cortó todos los dedos de mi mano izquierda y también los nervios del pulgar e índice. Hoy en día la movilidad de mis dedos no es del 100% y no tengo sensibilidad en las puntas del pulgar y del índice”, señaló Kvitova.

Balean a nadador italiano; queda paralítico [Video]

En definitiva, no hay nada peor que recordar ataques, pero a veces es necesario hacerlo para que los culpables reciban su merecido, tal como lo hizo Petra Kvitova. Otro ejemplo de esto fueron las gimnastas del representativo de Estados Unidos contra Larry Nassar por abuso sexual, quienes aseguraron que no era fácil pararse en el juicio y contar todo lo que el exmédico les hizo pero gracias a eso lograrlo que fuera condenado a pasar el resto de su vida en la cárcel.

En este caso, el presunto culpable sería condenado a 12 años en prisión por cargos de agresión con arma blanca y asalto, ya que la tenista logró que se fuera de su casa porque le dio cerca de 400 euros.