Peloteros cubanos y su infierno para ser estrellas de las Grandes Ligas

Cumplir el sueño americano no es sencillo para quien lo busca, no importa sin son beisbolistas. En realidad, muchos de ellos, principalmente centroamericanos y del Caribe, viven un verdadero calvario...

Cumplir el sueño americano no es sencillo para quien lo busca, no importa sin son beisbolistas. En realidad, muchos de ellos, principalmente centroamericanos y del Caribe, viven un verdadero calvario para poder llegar a ser estrellas de las Grandes Ligas y algunos de esos testimonios han salido a la luz.

José Abreu

El último en hablar de cómo llegó a la Gran Carpa fue el cubano José Abreu. El pelotero de los Chicago White Sox admitió que durante su vuelo a través de la aerolínea Air France, tuvo que comerse una página de su pasaporte, el cual era falso. Abreu reconoció haber viajado ilegalmente pues tenía miedo de no llegar a tiempo y perder un contrato de 68 millones de dólares.

José Fernández

Cuando era joven, José Fernández decidió salir de Cuba en tres ocasiones y falló, lo que lo llevó a prisión. En una de esas travesías, una persona de la embarcación cayó al mar y él saltó a rescatarla, para su sorpresa era a su propia madre a la que estaba auxiliando.

En otro de los intentos, junto a otras personas, se quedó perdido en alta mar por siete días, hasta que fueron encontrados por la guardia costera de Estados Unidos, que los regresó a su país natal.

Al final, Fernández lo siguió intentando hasta conseguirlo. Terminó jugando con los Miami Marlins en las Grandes Ligas, hasta que un accidente náutico le quitó la vida a los 24 años, cortando una de las carreras más prometedoras de la MLB.

Aroldis Chapman

El pitcher con el lanzamiento más rápido registrado en la Gran Carpa, y ganador de la Serie Mundial con los Chicago Cubs, no tuvo un camino sencillo por recorrer. Él se convirtió en un desertor de Cuba mientras estaba en Ámsterdam, Holanda, en un torneo con la selección cubana y a partir de ahí no volvió a regresar.

Sin embargo, en 2008 había tenido un intento fallido por salir de la isla caribeña pero fue descubierto y castigado sin participar en los Juegos Olímpicos de Beijing. 

Durante este proceso, a Chapman se le ha acusado de haber sido informante del gobierno cubano, pues testificó contra cuatro personas después de haber logrado su deserción en 2009, los cuales terminaron en prisión

Yasiel Puig

El toletero cubano ha sufrido una de las experiencias más asombrosas que se tienen registro. De acuerdo a información Los Angeles Magazine y ESPN Magazine, Puig salió de Cuba gracias al grupo criminal “Los Zetas”, que lo mantuvieron en cautiverio en Isla Mujeres, Cancún, pues un grupo de cubanos, liderado por el ex convicto Raúl Pacheco, no les había pagado los 250 mil dólares que habían pactado por sacarlo de la isla caribeña.

De acuerdo a las investigaciones, Pacheco mandó un comando armado para rescatar a Yasiel y cumplieron su cometido sin pagar un sólo peso, lo que permitió que viajara a la Ciudad de México y después se consiguiera el papeleo (en cuestión de días) para que Puig fuera declarado como mexicano y pudiera negociar con equipos de las Grandes Ligas, en este caso los Angeles Dodgers, y conseguir el contrato más fructífero para un jugador cubano (42 millones de dólares).

Publicidad