El golf es un deporte de mucha precisión e inteligencia, factores determinantes para que un atleta destaque, sin embargo si una persona sobresale más allá de los greens comienza a ser criticada, así como lo ha sufrido la norteamericana Paige Spiranac.

Acosada, intentos de chantaje y hasta amenazas de muerte son algunas de las cosas que ha tenido que sufrir la golfista, quien se ha hecho popular en el mundo por su belleza y sus publicaciones en Instagram.

En una entrevista con el diario británico The Guardian, Spiranac declaró que hay mucha negatividad en su vida. “He sido acosada, mi familia fue acosada. He recibido amenazas de muerte, personas han invadido mi privacidad, me han tratado de chantajear. Todo esto mientras yo trato de jugar”.

Y es que en sus propias palabras, a muchas personas les incomoda que rompa el molde dentro de la LPGA. “¿Porque luzco diferente tal vez? Yo visto diferente, no me conformo con lo que el golf se supone que es”.

Paige no solo ha recibido negativas por parte de los aficionados, si no de la misma LPGA, pues en el verano pasado implementó un código de vestimenta donde les piden a las jugadoras “presentarse a si mismas de manera profesional para reflejar una imagen positiva”, además de que prohibió los escotes pronunciados y faldas cortas.