¿Cómo es posible que alguien que trabaje en el staff del Mundial y se la pase rodeado de futbol y de grandes figuras de este deporte se equivoque con el nombre de un jugador?

Sí eso fue lo que le pasó al defensa camerunés que juega para Francia, Samuel Umtiti, en una rueda de prensa.

El zaguero del Barcelona llegó a una rueda de prensa y se sentó en la silla que le correspondía, pero cuando ya estaba todo listo para que comenzara la rueda de prensa, el mediador lo confundió con otra figura de Les Bleus.

Rusia 2018: Jugadores que nacieron en un país pero representan a otro

La reacción de Umtiti es épica. Luego de escuchar que se equivocaron y le dijeron que era Paul Pogba, el futbolista se rió un poquito, de incredulidad más que nada, alzó las manos como diciendo “¿Cómo es posible?”, se levantó y se fue.

Y es que la prensa a veces presiona tanto a los futbolistas que se terminan yendo porque no se sienten cómodos, o simplemente porque los molestan y ya no quieren responder más preguntas.

El curioso amuleto de Francia en el Mundial de Rusia 2018

Esto ya pasó en noviembre de 2017 con Neymar, cuando le insistieron tanto con el tema de su “bronca” con Cavani en el Paris Saint Germain, que pidió una disculpa públicamente y les hizo una petición para que dejaran de inventar cosas:

Quiero pedir disculpas por mis errores, porque cuando eres un gran jugador, más allá, un ídolo, eres un ejemplo para mucha gente, tienes que ser perfecto y a menudo yo no lo soy. Soy un chico de 25 años, que tiene que aprender mucho en el fútbol”.

He cometido bastantes errores, y los cometeré, pero pido perdón. Sé que debo cambiar, progresar… Soy un ser humano, lloro y a veces me levanto de mal humor, aunque la mayor parte del tiempo estoy contento.

Todo el mundo inventa historias sobre mi presencia en París, mis relaciones con el entrenador, con Cavani. Esas cosas no existen, no es cierto“, declaró el brasileño en esa ocasión.

Este es un caso totalmente diferente al de Samuel Umtiti, pero ambos ocurrieron en una rueda de prensa y por eso los recordamos.

¿De cuál otro se acuerdan?